Solicitudes de ayuda por desempleo en EE.UU. se mantienen estables

Solicitudes de ayuda por desempleo en EE.UU. se mantienen estables

Las solicitudes de asistencia por desempleo se mantuvieron estables en los EE. UU. esta semana, informó el Departamento de Trabajo el jueves, ya que la mayor economía del mundo continúa recuperándose de la pandemia de coronavirus.

Un total de 373.000 trabajadores desempleados solicitaron una compensación del gobierno, 2.000 más que la cifra revisada de la semana anterior, dijo la agencia. Fue el segundo total más bajo desde mediados de marzo de 2020, cuando la cifra era de 256.000.

El total de reclamos semanales se ha rastreado de manera desigual en las últimas semanas, superando más de 400,000 durante dos semanas seguidas hasta registrar los totales más bajos en las últimas dos semanas. Pero en general, las solicitudes de desempleo -que sirve de indicador de los despidos de trabajadores- han caído más de un 40% desde principios de abril, aunque se mantienen muy por encima de los niveles previos a la pandemia.

Aproximadamente 9,3 millones de personas permanecen desempleadas en los EE. UU. y actualmente buscan trabajo. También hay 9,2 millones de puestos vacantes, dice el gobierno, aunque las habilidades de los desempleados no necesariamente coinciden con las necesidades de los empleadores.

Estados Unidos agregó 850.000 puestos de trabajo en junio, con una tasa de desempleo del 5,9%. Algunos empleadores están ofreciendo bonificaciones en efectivo a los nuevos empleados para que acepten trabajos.

El fin de las restricciones

Los gobernadores estatales y los funcionarios municipales de los EE. UU. han puesto fin a las restricciones del coronavirus, lo que en muchos casos ha permitido que las empresas, por primera vez en un año, reabran por completo a los clientes. Eso podría llevar a una mayor contratación de trabajadores.

Más del 58% de los adultos estadounidenses ahora han sido completamente vacunados contra el coronavirus, lo que impulsa la recuperación económica, aunque el ritmo de las inoculaciones ha disminuido notablemente desde su pico de hace varias semanas, lo que preocupa a los expertos en salud y a los funcionarios del gobierno.

Los funcionarios de muchos estados ahora ofrecen una variedad de incentivos para atraer a los no vacunados a hacerlo, incluida la participación en lucrativas loterías por dinero en efectivo y matrículas universitarias gratuitas.

Estados Unidos no cumplió con el objetivo del presidente Joe Biden de que el 70% de los estadounidenses adultos recibiera al menos una vacuna antes del feriado del 4 de julio por el Día de la Independencia, el fin de semana pasado. La cifra ahora está por debajo de eso en 67.2%, con Biden anunciando nuevos planes esta semana para tratar de vacunar a más personas.

Voz de América

Más informaciones

Comente la noticia