Sólo el 25% de las Mipymes piensa permanecer activas una vez se reinicie la actividad económica, advierte el CNC

Sólo el 25% de las Mipymes piensa permanecer activas una vez se reinicie la actividad económica, advierte el CNC

La pandemia del coronavirus (COVID-19) llegó para estremecer las economías y a la sociedad, generando impactos importantes a nivel mundial y Panamá no escapa a esta realidad.

Sin embargo, el impacto más significativo se verificará en el sector de las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), ya que solo el 25% de ellas piensan permanecer una vez se reinicie la actividad económica, reveló una encuesta del Centro Nacional de Competitividad (CNC) realizada en el mes de julio del presente año, en el cual se destaca que el 1.8% de las empresas del país ya han cerrado sus operaciones.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha proyectado- a junio 2020- que la economía mundial tendrá resultados negativos en su Producto Interno Bruto (PIB) llegando a -4.9%, con una caída de -8% y -3% en las economías avanzadas y en las economías de mercados emergentes y en desarrollo respectivamente. Las proyecciones negativas son factor común en las prospecciones realizadas también por otros organismos y las estimaciones poco alentadoras alcanzan a los agentes productivos de todos los sectores en Panamá.

De acuerdo con el informe especial “Sectores y empresas frente al COVID-19: Emergencia y reactivación” publicado por la Cepal en julio del año en curso, el coronavirus “golpea una estructura productiva y empresarial con debilidades”, afectando la oferta y la demanda.

Los cierres de empresas, las restricciones de movilidad, el distanciamiento social, entre otras acciones implementadas por los gobiernos, han cambiado la forma de hacer negocios, impactando más fuertemente a aquellas actividades que requieren presencia física como los relacionado al turismo, eventos culturales, hoteles, restaurantes, y transporte.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estima que en el 2020 podrían “cerrar 2.7 millones de empresas, equivalentes al 19% de todas las firmas de la región” con una destrucción de más de 8.5 millones empleos.

Las afectaciones de COVID-19 en Panamá

En la segunda encuesta aplicada por el CNC a un grupo de empresarios en el mes de julio 2020, al consultar sobre las medidas que se tomaron ya transcurridos tres meses de la pandemia, el 86.1% de las empresas han optado por mecanismos para seguir operando como la suspensión de contratos, pago de vacaciones vencidas, reducción de jornadas laborales, teletrabajo, uso de nuevos canales, entre otros; mientras que el 7.6% liquidó personal, 4.5% cerró sucursales y el 1.8 cerró definitivamente las empresas.

Además, con una mejor perspectiva de los efectos de la pandemia de COVID-19 y las realidades que afrontan, la mayoría de los empresarios estima que les tomará más de seis meses restablecer su punto de equilibrio. El 77% de los encuestados visualiza un escenario incierto, aquel donde tomará más de seis meses lograr la reactivación de todos los sectores, seguido de un 21% de las empresas que visualizan un escenario prometedor donde, en seis meses, todos los sectores estarán en marcha.

En cuanto a la asistencia puntual que están requiriendo las empresas son: capital de trabajo, financiamiento y subsidio para el pago de salarios a sus empleados fueron los principales requerimientos. Como otros requerimientos con menor prioridad señalan: recursos humanos adicionales, extensiones de créditos, protección ante acreedores y proveedores, extensiones en el pago de alquileres, asesoría en ventas (nuevos canales, marketing, comercio electrónico), asesoría fiscal y tributaria y asesoría legal.

En Panamá, el parque empresarial está conformado mayoritariamente por micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes). Ante la importancia de este segmento empresarial, consideramos relevante mencionar algunos hallazgos expuestos en el estudio realizado por la Fundación para el Desarrollo Integrado (Fudis) denominado “El impacto del COVID-19 en las Mipymes panameñas: Análisis y recomendaciones” donde algunos de los resultados fueron:

Más de la mitad de las Mipymes han visto reducida totalmente su actividad; el 61% de estas empresas han cesado los contratos de sus colaboradores.

Sólo el 12% de las Mipymes han alterado sus líneas de producción o han cambiado su canal de distribución para adaptarse a esta realidad.

Más del 50% de estas empresas prevén que el impacto de esta crisis va a seguir siendo negativa en los meses que quedan de este año.

Sólo el 25% piensa permanecer activa una vez se incorporen a la “normalidad”.

Las Mipymes que prevén continuar su actividad, presentan una orientación hacia la innovación moderada.

El 85% de ellas opina que la situación provocada por el COVID-19 va a generar nuevas oportunidades de negocios para ellas, pero para aprovecharlas necesitan recursos.

El 36% de las empresas solicitan más apoyo financiero.

Según el CNC, lo antes descrito, refleja que las empresas están pasando por momentos difíciles y de incertidumbre, con necesidades que requieren ser atendidas para lograr que puedan sobrevivir a los efectos de la pandemia, por lo que es vital no solo pensar en el porcentaje de contracción de la economía, sino enfocar el análisis en la forma de recuperase ante las adversidades logrando bienestar para la población.

“Este debe ser el objetivo inmediato de los gobiernos, proporcionándole los recursos y capacidades que necesitan las empresas para recuperarse, adaptarse y en ocasiones transformarse, de forma tal que puedan seguir operando con rentabilidad, innovación y productividad, generando empleos e ingresos”, agregó el informe del CNC.

Finalmente, destaca que como iniciativa del sector privado y atendiendo los resultados de la primera encuesta a los empresarios en tiempo de COVID-19, el CNC asumió la coordinación de una comisión de trabajo con expertos nacionales del sector público y privado, donde se produjo la propuesta de proyecto de ley “Que establece el Régimen de los Procesos de Reorganización Conciliada, por razón de la Emergencia Nacional por la pandemia COVID-19”, a lo que se suma el proyecto en diseño del Centro de Asistencia Integral para la mico y pequeña empresa (Cedai-Mype) para brindar asistencia a los empresarios para que puedan reactivarse ante la nueva normalidad.

 

Hitler Cigarruista
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com