Starbucks calienta el mercado de café en Panamá

Inicialmente centrará su operación en la ciudad capital

P1010889 web

Luego de varios años de especulaciones sobre su posible llagada a Panamá, la multinacional dedicada a la venta de café Starbucks  finalmente llegó al país de la mano de la empresa salvadoreña Premium Restaurants of America y con un plan de expansión que promete calentar el mercado de esa aromática bebida, que forma parte de la cultura gastronómica de  los panameños.

La primera tienda de Starbucks en Panamá fue inaugurada la semana pasada en el centro comercial Street Mall, ubicado en Vía Israel con Vía Brasil, frente a la Escuela Profesional Isabel Herrera Obaldía (Epiho) y forma parte de un plan de expansión que contempla en una primera etapa la apertura de otros cuatro locales más en la ciudad capital durante el presente año, según informó a Capital Financiero, David Batres, managing director de Starbucks Coffee Company para Centroamérica, quien agregó que ya están preparando la apertura de la segunda tiendas para  el mes de octubre.

La segunda fase de este plan de expansión consiste en la apertura de otros 15 locales, en un lapso de cinco años, a fin de contar con 20 tiendas abiertas para el año 2020.

Es importante destacar que Premium Restaurants of America adquirió la franquicia para Starbucks en Centroamérica y en la actualidad cuenta con cuenta con ocho tiendas en El Salvador, cinco en Costa Rica y cinco en Guatemala.

En cuanto al café que ofrecerá Starbucks a los consumidores panameños, Batres destacó que se trata de granos cultivados en la provincia de Chiriquí por el productor local Carlos Aguilera y que se comercializará bajo la marca Café Carmen Estate, que  es parte de la colección exclusiva de cafés exóticos y Premium de la línea Starbucks Reserve.

Batres reconoció que Panamá  tiene una robusta cultura cafetalera, que se refleja en un alto consumo de esta aromática bebida por parte de la mayoría de los panameños, por lo que, a su juicio, la presencia de Starbucks en el país solo vienen a fortalecer ese el aprecio ya existente por el café.

La acotación de Batres es importante porque Starbucks no llega a un mercado virgen, pues, además de algunas marcas locales de gran prestigio, como los Coffee Stores de Café Durán y Kotowa Coffee,  ya existen varias franquicias internacionales dedicadas a la venta de café en el país.

La de más reciente ingreso es  la prestigiosa franquicia de cafetería francesa Alto Café, que busca darle movilidad a un negocio que evidentemente ha registrado un crecimiento exponencial en los últimos años.

Los representantes de esta marca en Panamá, los empresarios Issac Medina y David Mizrachi, consideran que en el país se ofrece a los consumidores un muy buen café, el problema es que para adquirirlo las personas deben apersonarse a los locales en los que se vende este producto, mientras que Alto Café ha apostado a la movilidad, de forma que este producto llegue directamente a donde se encuentran los consumidores.

Destacan que la empresa cuenta con cinco unidades móviles debidamente equipadas con las máquinas para la elaboración de café expreso y los molinos de la más alta calidad, que se ubicarán en los centros de consumo más importantes de la ciudad capital y podrán movilizarse a todo tipo de eventos, de forma que los consumidores puedan degustar el café en cualquier momento, sin tener de desplazarse a un restaurante o a un local comercial.

Medina y Mizrachi explicaron que su compromiso es desarrollar 10 puntos de ventas durante el primer año de operación, sin embargo, advierten que como representantes de la marca francesa para la mayoría de los países de América Latina y el Caribe (con excepción de los  mercados grandes como Brasil y México), están  en  capacidad de ofrecer a los inversionistas locales e internacionales la posibilidad de adquirir una franquicia que les permite establecer un negocio con todo el apoyo que ofrece Alto Café.

Otra franquicia internacional dedicada a la venta de café con presencia en Panamá es la colombiana Juan Valdez® Café, la cual ofrece a los consumidores desde una atractiva oferta de bebidas elaboradas a partir de café, hasta el café tostado y empacado, listo para llevar y preparar en el hogar, en una extensa gama de perfiles que satisfacen los gustos más diversos y especializados.

La sociedad que posee la licencia de esta franquicia para Panamá es presidida por Carlos Gallegos, quien informó en su momento que sus planes contemplan la apertura de diez puntos de venta de Juan Valdez en Panamá y tres en Aruba, para lo cual  invertirían $3 millones.

Para el presidente de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de Panamá (Uncurepa), Pedro Acosta, la llegada de Starbucks a Panamá y la presencia de un gran número de franquicias internacionales dedicadas a la venta de café  es positiva para los consumidores, ya que fomenta la competencia y seguramente ayudará a reducir los precios de este productos a mediano o largo plazo. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia