Starbucks está haciendo cambios para ser más amigable con el ambiente

Starbucks está haciendo cambios para ser más amigable con el ambiente
La cadena espera que para 2025 habrá renovado alrededor de 10.000 de sus tiendas en todo el mundo para ser más “amigables con el ambiente”| Cortesía

Sumándose a la tendencia mundial en ser más conscientes respecto al impacto ambiental de los productos que consumimos, la cadena internacional Starbucks se ha comprometido a eliminar por completo el uso de carrizos o pajillas de plástico en todas sus tiendas para 2020.

Además de esto, son uno de los socios fundadores -junto a empresas como McDonald’s, Wendy’s y Nestlé– del proyecto NextGen Cup, un proyecto que se encuentra desarrollando un vaso “para llevar” más ecológico para servir a sus clientes las bebidas frías y calientes, como parte de un plan a mediano plazo para reducir la creación de desechos provenientes de los empaques de un solo uso en el sector de la comida rápida.

El proyecto NextGen Cup calcula que alrededor de 250 millones de vasos se producen y consumen cada año en el sector de la comida rápida, afectando a los árboles que son talados para producir la fibra y al petróleo que es extraído para generar el plástico, lo que degrada los ecosistemas y produce gases de efecto invernadero que tienen un impacto en el cambio climático.

Esto forma parte del esfuerzo de Starbucks por ser “más verde”, incluyendo medidas para reducir el uso de energía y la producción de desechos, la promoción de una cultura sustentable en todas sus tiendas y un enfoque en la preservación de agua que apunta a reducir en total el consumo de agua en un 30%, junto con la implementación del uso de materiales sustentables, como las pajillas reciclables.

Así, la cadena espera que para 2025 habrá renovado alrededor de 10.000 de sus tiendas en todo el mundo para ser más “amigables con el ambiente”.

El año pasado, como parte de una campaña organizada por la ONG ambientalista Tortuguías, alrededor de 150 restaurantes en Panamá dejaron de ofrecer carrizos de plástico durante el mes de agosto, evitando el uso de más de medio millón de estos artículos desechables, en un esfuerzo por generar mayor conciencia sobre el daño que el plástico desechable ocasiona en los océanos. Según Naciones Unidas, cada año alrededor de ocho millones de toneladas de plástico son vertidas en los océanos, ocasionando la muerte de más de un millón de aves y alrededor de 1.000 tortugas marinas.

Estos esfuerzos no solo se restringen al servicio en locales, sino que se extienden al delivery de Starbucks: a lo largo de sus alianzas con plataformas de entrega a domicilio en todo el mundo, la cadena también está comenzando a ofrecer la opción de que el cliente indique en su pedido si desea ayudar al planeta, optando por no pedir artículos desechables adicionales como servilletas, removedores y carrizos de plástico.

Esto es una buena noticia para Panamá, ya que Starbucks ahora ofrece delivery en lugares como la ciudad de Panamá gracias a su alianza con Appetito24.

De este modo, se espera que la iniciativa de extender este tipo de medidas al sector de la entrega a domicilio sea parte, también, de una tendencia más amplia por reducir el uso innecesario de desechables en el área de la restauración y del delivery.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias