Subida de la mora probará el poder de absorción de los bancos

Subida de la mora probará el poder de absorción de los bancos
El 93.8% de los préstamos se encuentran en estatus normal| Archivo

El principal desafío que la banca establecida en Panamá tiene por delante es probar la capacidad de absorber una mayor mora, la cual será gradual y que solo se puede enfrentar con rentabilidad y capital, expresó el vicepresidente asistente de Moody´s, Georges Hatcherian, al exponer sobre las Perspectivas del sistema bancario panameño.

“Cuando me refiero a absorción, se trata de mayores costos crediticios, factor clave para conocer cómo se verá el sistema bancario en los próximos años. En general los bancos se ven bien tanto en rendimiento como en capital”, añadió Hatcherian.

En opinión del analista, los bancos grandes no tendrán problemas para enfrentar los retos relacionados con la subida gradual de la mora, pero no así los bancos chicos que se verán apretados en su rentabilidad.

Además, el aumento de las tasas de interés de parte de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos (EU) impactará el margen, así como la inversión en tecnología, los costos regulatorios y de cumplimiento, indicó.

En base a lo anterior, Hatcherian señaló que podrían darse consolidaciones bancarias a mediano plazo, principalmente de los bancos privados de capital local.

Entre tanto, el director de Estudios Financieros de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), Javier Motta, dio a conocer que la mora y los préstamos vencidos a junio de 2018 se ubicaron en 1.7%  del total de la cartera crediticia del Centro Bancario Internacional (CBI). Ambos indicadores crecen desde junio de 2016 cuando la mora estaba en 1.1% y los créditos vencidos en 1%.

Por clasificación, el 93.8% de los préstamos se encuentran en el estatus normal, 3.5% en mención especial, 1% subnormal, 0.9% irrecuperable y 0.7% de dudosa recuperación (Ver gráfica: CBI: Calidad de cartera, junio 2018).

Motta indicó que la cartera de préstamos corporativos a marzo del presente año reflejó una cobertura provisional de 165% y a junio ascendió a 179%.

Con relación a la cartera de consumo la cobertura de provisiones se ubicó en 42% a marzo y a junio en 5.1%, sin embargo, al tomar en consideración las garantías hipotecarias, la cobertura es mayor al 100%.

Hatcherian dijo que “a pesar del aumento, la mora continúa por debajo de los promedios latinoamericanos de 3% y que el deterioro será gradual debido al crecimiento económico y la desaceleración crediticia”.

El vicepresidente de Moody´s indicó que impulsa el crecimiento crediticio el segmento retail, consumo e hipotecas, los cuales son altamente riesgoso por definición. “Mi punto es que la mora en consumo, la pequeña y mediana empresa (Pymes) aumentará más allá del promedio latinoamericano de 3%, pero esta no será desbocada” (Ver gráfica: Cartera vencidas suben hacia un nuevo equilibrio).

Sobre la rentabilidad y capital, Hatcherian comentó que “los colchones de utilidades y solvencia de la plaza bancaria de Panamá son buenos para absorber una mayor mora, los cuales son más resistentes en los bancos grandes y medianos, debido a la mayor diversificación y escala”.

Añadió que “Panamá muestra mejores métricas que el resto de Centroamérica, que se ha deteriorado levemente”.

En cuanto a las relaciones de corresponsalía, el analista de la calificadora de riesgo señaló que se han estabilizado.

Entre las conclusiones de Hatcherian figuran: Los bancos están bien preparados para absorber riesgos, el fondeo externo limitado mitiga la incertidumbre sobre la tasa Libor (a desaparecer), el riesgo de refinanciamiento externo permanece debido a de-risking, la disrupción de las Fintech en el sistema bancario de Panamá es incipiente y la demografía favorece el desarrollo de la banca en el largo plazo.

A su vez, el director de Estudios Financieros de la SBP, entre los retos para la plaza bancaria de Panamá señaló: Mantener la competitividad en un entorno económico internacional complicado y un crecimiento económico local no con el ritmo de años anteriores; manejo eficiente de los costos y la conservación de las líneas de corresponsalías y una mayor diversificación y uso de los productos que ofrecen los bancos.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias