Sumarse lidera acciones de RSE en Panamá

Sumarse lidera acciones de RSE en Panamá

Un número importante de los países del Caribe presentan índices de vulnerabilidad social

trees growing on coins / csr

La región de América Central y México registran avances sobresalientes y similares a los grandes países de América del Sur en materia de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), resalta el informe Perspectivas económicas birregionales de la Fundación EU-LAC y la Red Forum Empresa.

El informe La Responsabilidad Social Empresarial en el contexto de la relación entre la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, cita por ejemplo, el Índice de Sustentabilidad en la Bolsa Mexicana de Valores, además de diversas iniciativas del gobierno, como el impulso hacia la producción sustentable o el Consejo Nacional de Educación Ambiental para la Sustentabilidad.

Agrega que para promover una integración económica regional enfocada sobre temas de RSE, el resto de los países se apoya en la Secretaría de Integración Económica de Centroamérica (Sieca), con la colaboración de la red de promotores Integrarse, que incluye las organizaciones de RSE de Panamá (Sumarse), Costa Rica (AED), Nicaragua (Unirse), Honduras (Fundahrse), Guatemala (Centrarse) y El Salvador (Fundemas).

El estudio distingue a Costa Rica en materia de RSE por ser el precursor a nivel continental en crear un Consejo Consultivo Nacional de Responsabilidad Social en el 2008. Además, el país es, por ahora, el único de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se encuentra en fase de elaboración de un PNA de RSE concreto.

También, se resaltan los desarrollos en RSE de otros países, entre ellos Panamá, debido a la iniciativa del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) que inició un diagnóstico de RSE con el fin de poder establecer un plan de acción con posterioridad.

Entre tanto, en Honduras, la Subdirección de Cooperación Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores ha desarrollado un programa de alianza público-privadas, con el fin de iniciar el diálogo con el sector empresarial.

Respecto a los países caribeños, el estudio señala que hay pocos incentivos para fomentar el tema de la RSE. Si bien se desarrollan prácticas en algunas empresas, son todavía dispersas y de alcance limitado, puesto que el concepto de RSE sigue siendo considerado como una simple planificación de acciones corporativas filantrópicas.

A la vez, se destaca que un número importante de los países del Caribe presentan, en la actualidad, índices de vulnerabilidad social, como es el caso de Haití.

En esos mismos países, al contar con un número limitado de empresas grandes, se torna difícil impulsar el dialogo público-privado sobre el tema de la RSE.

Por un lado, los pequeños estados del Este del Caribe reunidos en la Organización de Estados del Caribe Oriental (Organization of Eastern Caribbean States, Oecs), comparten problemáticas comunes propias de islas pequeñas, con poca industrialización y fuerte dependencia del exterior, advierte la investigación de RSE.

Respecto a la gestión interna de las empresas, el estudio documentó que al analizar las dimensiones de Gobierno Corporativo y de Prácticas Laborales, se observa que la mayoría de los países, sin importar su ubicación, tamaño o presencia económica en el mundo, poseen alguna normativa que rige a las empresas en estas materias.

Comenta que esto puede tener relación con la propia historia del continente y con la voluntad de corregir prácticas laborales injustas, como trabajo esclavista y explotación laboral. Lamentablemente, estos hechos, si bien son propios de siglos pasados, se pueden seguir encontrando. Además, la mayoría de los países han firmado algún tratado que implica considerar esos temas dentro de sus programas o política de gobierno.

Igualmente, advierte que las dimensiones de transparencia y prácticas justas de operación, están poco integradas en las políticas públicas y en las normativas de los países latinos y caribeños, o bien, existen pocos sistemas de control de la aplicación de las normas, lo que produce que aun en el año 2015 existan prácticas abusivas.

En Panamá, Sumarse lidera llevar las buenas prácticas de la RSE a las empresas a todos los niveles, sin embargo, se reconoce que hay un largo camino por recorrer, ya que los afiliados aún no llegan a las 200 empresas.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia