Surgen nuevas herramientas para evitar el ciberfraude

Surgen nuevas herramientas para evitar el ciberfraude

usb flash drive with lock key on white background. 3d render illustration

La empresa GM Security Technologies,  dedicada a ofrecer seguridad electrónica y lógica, busca  ampliar su presencia en América Latina,  luego de dos años de haberse establecido en Panamá, donde proyecta en los próximos tres años construir un centro de operaciones, similares al que mantiene en Puerto Rico.

La empresa llegó a  Panamá atraída por la afinidad que existe entre ambos países, y por la conectividad financiera y aérea.

Panamá es un mercado estratégico donde tenemos un compromiso de inversión en infraestructura y desde aquí atendemos a Colombia y a Ecuador, detalló Héctor Martínez, vicepresidente ejecutivo de Estrategia y Desarrollo de GM Security Technologies.

Igualmente, indicó que no descartan instalar en Panamá en los próximos tres años un centro de operación, similar a los tres que han establecido  en Puerto Rico.

Martínez señaló que en Panamá hay muchas oportunidades, y los servicios que ofrecen  abarca a todo el sector corporativo y a  los gobiernos, tomando en cuenta que en los últimos tres años los mayores ataques llegan por los teléfonos celulares  y la estación de trabajo, área que no están tan protegidas como los centros de datos.

Destacó Martínez  que han  invertido más de $10 millones en servicios administrados de seguridad, que permitan a las empresas monitorear a su  red 24/7, algo que la mayoría de las compañías  no hacen, debido que  cuentan con un personal reducido, lo que genera vulnerabilidad,  principalmente los fines de semana, cuando el personal está libre, añadió.

La industria y los gobiernos no cuentan con  personal con la destreza para manejar el perfil de riesgo, tomando en  cuenta la amenaza de los  atacantes es permanente, advirtió.

En ese sentido, dijo que su empresa cuenta con una herramienta antifraude, que es la  Indexación de transacciones bancarias en ATM.

Esta herramienta permite que cuando un tarjetahabiente realiza un reclamo ante una entidad bancaria, se pueda determinar de inmediato sí la reclamación tiene o no justificación, cuando este tipo de  investigación puede tomar entre seis y ocho semanas utilizando los procedimientos tradicionales, detalló el ejecutivo.

Algunos bancos colocan este reclamo en el renglón de perdida por lo demorado del procedimiento, detalló Martínez.

La otra  parte del servicio de seguridad tiene que ver con un monitoreo permanente, tal como lo exige la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), lo que evita que las entidades bancarias  tengan que hacer grandes inversiones  en plataformas y personal.

De acuerdo con Martínez, unas cuatro entidades bancarias en Panamá están utilizando sus servicios, una tercerización, que aseguró    ahorra costo y aumenta la eficiencia.

Destacó que uno de estos bancos  registraba pérdidas por  más $20.000 mensuales en reclamos y multas, por no contar con las herramientas para poder analizar adecuadamente cada una de las reclamaciones presentadas.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia