Taiwán y China inician diálogo sobre comercio de bienes

Las conversaciones se desarrollan en el Hotel Grand en Taipei

Gran Hotel

La decimosegunda ronda de negociaciones sobre el acuerdo de comercio de bienes entre Taiwán y China se está desarrollando en Taipei, con funcionarios de ambos lados del Estrecho de Taiwán enfocando sus discusiones en áreas tales como los aranceles, liberalización del mercado y el idioma del futuro acuerdo.

El equipo de negociadores por Taiwán está encabezado por la directora general del Buró de Comercio Exterior, Yang Jen-ni; y el director general del Buró para el Desarrollo Industrial, Wu Ming-ji; mientras que en el lado continental se encuentran el jefe del Departamento para los Asuntos de Taiwán, Hong Kong y Macau del Ministerio de Comercio de China, Sun Tong, quien está al frente de una delegación de 27 miembros.

Durante el primer día de los diálogos ambos lados alcanzaron consensos en procedimientos aduaneros, inspección de alimentos; así como acerca da la inspección de animales y plantas y cuarentena, señaló Yang.

Asimismo, se logró un consenso general sobre barreras técnicas para el comercio, faltando sólo algunos detalles para concluirlo.

Taiwán está buscando reducir los aranceles en sus productos enviados a China, señaló el Ministerio de Economía; pero los negociadores de ambos lados necesitan acortar sus diferencias en cuanto a reducciones arancelarias y reglas especiales de origen, que decidirán cuánto procesamiento local debería realizarse para que sectores claves, tales como máquinas herramientas y automóviles, reciban reducción arancelarias en estos productos, según el Ministerio. En los diálogos del día 21, ambos lados lograron un consenso en cuanto a medidas sanitarias y fitosanitarias, y en lo referente a la regla de origen.

Este acuerdo de comercio de bienes es un pacto de seguimiento al Acuerdo Marco de Cooperación Económica que Taiwán y China continental firmaron en junio de 2010 con el fin de estimular el comercio bilateral.

En una noticia relacionada, las medidas de seguridad fueron reforzadas en las premisas del Hotel Grand en la ciudad de Taipei, donde se lleva a cabo la última ronda de diálogos a través del Estrecho, en vista de que un grupo de más de 20 manifestantes pertenecientes a diversos grupos cívicos del país, se apostaron a protestar al frente de la entrada del hotel, solicitando la suspensión de los diálogos comerciales entre ambos lados del Estrecho, alegando que los derechos y medios de subsistencia de los trabajadores y agricultores deben ser protegidos.

Según el Ministerio de Economía, si todos los productos incluidos en el futuro pacto de comercio de bienes entre Taiwán y China continental, con excepción de específicos productos agrícolas alcanzan el estatus de cero aranceles en ambos lados, el Producto Interno Bruto (PIB) podría aumentar en 1,63%. Sin embargo, los diálogos se han visto plagados por controversias.

Ambos lados ya han firmado un pacto sobre comercio de servicios, pero aún no se ha puesto en marcha en Taiwán tras fuertes protestas organizadas por estudiantes en contra de dicho acuerdo durante el año pasado.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia