Tasa de crecimiento de América Latina está rezagada por el déficit de inversiones y la baja productividad: Informe BID 2018

Tasa de crecimiento de América Latina está rezagada por el déficit de inversiones y la baja productividad: Informe BID 2018
Según el informe 2018 del BID, el mayor desafío de América Latina es aumentar los niveles y eficiencia de las inversiones para que la región se vuelva más productiva, y crezca de manera más veloz y estable.

Aunque América Latina y el Caribe crecerá en promedio un 2.6% entre 2018 y 2020, se mantendrá rezagada en comparación con otras regiones del mundo debido al bajo crecimiento de su productividad y a la “mala calidad” de las inversiones, advirtió el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su más reciente informe regional.

Si se toma en cuenta que regiones como Asia y Europa emergentes proyectan un crecimiento de 6.5% y 3.7%, respectivamente, en ese mismo período, queda claro que la región latinoamericana va rezagada, señala el Informe Macroeconómico de América Latina y el Caribe 2018 del BID.

El banco celebró su reunión anual número 59 en Argentina, del 22 al 25 de marzo de 2018. Durante el evento se trataron temas clave para América Latina y el Caribe sobre crecimiento económico e inversión privada, y se presentó el citado informe con las proyecciones y retos regionales.

Vista de la sesión de clausura de la 59 edición de la reunión anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el domingo 25 de marzo de 2018, en Mendoza (Argentina). | EFE|Julio César Rivas

[Puede consultar aquí el Informe Macroeconómico 2018 del BID]

Para José Juan Ruiz, Economista Jefe del BID, ocurre que “el crecimiento no es lo suficientemente veloz para satisfacer los deseos de la creciente clase media de la región”.

Por tal razón, “el mayor desafío es aumentar los niveles y eficiencia de las inversiones para que la región se vuelva más productiva, crezca de manera más veloz y estable y resguarde a la región de shocks externos”, dijo Ruiz en un documento publicado por el BID este domingo con los principales resultados del informe.

Las proyecciones para 2018

En cuanto a las estimaciones de crecimiento regional, el informe destaca que –excluyendo Venezuela– se prevé que éste será del 2.5% en 2018.

También se prevé que todos los países prestatarios del BID tendrán un crecimiento positivo en 2018 y que nueve países crezcan a más del 3.5%, entre ellos: la República Dominicana, Nicaragua, Panamá y Perú, “todos los cuales se prevé que crezcan a 4% o más”.

Infografía de EFE

Retos regionales

Según el BID, uno de los principales motivos del insuficiente desempeño económico de la región es el “bajo crecimiento de su productividad”.

Andrew Powell, asesor principal del Departamento de Investigación del BID y coautor del informe, dijo en la publicación del reporte que “durante los últimos 50 años, gran parte de los índices de crecimiento de América Latina han provenido de su creciente fuerza de trabajo”.

Sin embargo, añadió Powell, “estas tendencias favorables se están revirtiendo a medida que envejece la población. La región debe invertir más y hacerlo eficientemente para impulsar el crecimiento. Esto también ayudaría a garantizar la sostenibilidad fiscal”, afirmó.

A lo anterior hay que agregar –según el informe del BID– es que, por ejemplo, la región es 40% menos efectiva que Asia Emergente en la generación de crecimiento del PIB por cada dólar adicional invertido. “La economía de América Latina sería tres veces mayor si hubiera logrado igualar las tasas de inversión y eficiencia de Asia Emergente desde 1990”.

“América Latina y el Caribe decididamente necesitan más inversiones, especialmente en infraestructura. La tasa de inversión promedio del período comprendido entre 1990 y 2017 fue 17% del PIB, por debajo del 26% correspondiente a Asia Emergente”,

Informe macroeconómico 2018 del BID

Tomando en cuenta el escenario descrito en el informe 2018, el BID plantea que los países de América Latina y el Caribe requieren una ambiciosa agenda de crecimiento para superar las significativas brechas de inversión y productividad.

“La estabilidad macroeconómica [regional] es un buen punto de partida para lograr que la economía avance”,

Santiago Levy, vicepresidente de Sectores y Conocimiento del BID

Pero –agregó Levy– para crecer más vigorosamente, necesitamos invertir más y más productivamente, y atacar los cuellos de botella que limitan el crecimiento, incluyendo el diseño de sistemas impositivos, bajos niveles de ahorro, restricciones crediticias y carencia de mercados competitivos que recompensen la productividad”, concluyó.


Nota relacionada:  [Entrevista] Luis Alberto Moreno: ‘Debemos mejorar la sociedad en general’

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL