Tengamos metas claras a corto, mediano y largo plazo

Tengamos metas claras a corto, mediano y largo plazo

En tan solo nueve años Panamá avanzó de la posición número 54 a la 40 convirtiéndose en el país mejor ubicado de América Latina en el Índice de Desempeño Logístico que elabora el Banco Mundial

Sales person standing at maze entrance

El recién publicado Índice de Desempeño Logístico que elabora el Banco Mundial nos deja dos hechos claro y una gran cantidad de tareas como país.

Lo primero es que de acuerdo con esta medición, Panamá ocupa la primera posición en América Latina y lo segundo es que a pesar de los grandes avances que hemos tenido como país en esta materia aún estamos muy distante de los grandes centros logísticos del mundo como Países Bajos (Europa), Emiratos Árabes Unidos y Singapur (Asia).

Hay que tener presente que esta medición, que se realiza cada dos años y que inició en el año de 2007, da cuenta de grandes avances, pues en un lapso de tan solo nueve años Panamá avanzó de la posición número 54 a la 40 convirtiéndose en el país mejor ubicado a nivel de América Latina tras superar a Chile, que ahora se ubica en la posición número 46.

No obstante, la pregunta que debemos hacernos los panameños es con quién debemos compararnos y a quién debemos emular si queremos convertirnos en un verdadero centro logístico de categoría mundial. Por ejemplos, centros logísticos del mundo como Países Bajos con su puerto insignia Rotterdam está en la posición número 4, Singapur en el quinto lugar, Emiratos Árabes Unidos, casa del puerto de Jebel Alí en la posición 13.

La respuesta a esa pregunta es obvia. Para estar entre los mejores del mundo debemos medirnos contra los mejores del orbe. Pero, se requiere más que eso y es que ,además de saber dónde estamos nosotros respecto a otros debemos trazarnos metas a corto, mediano y largo plazo no solo para acercarnos a ellos, sino, incluso para superarlos.

Un hecho importante del Índice de Desempeño Logístico que elabora el Banco Mundial es que establece claramente los indicadores que sirven como base para su elaboración y nos ubica en qué posición nos encontramos en cada uno de ellos.

Los componentes analizados en el Índice de Desempeño Logístico Internacional se basa en: La eficiencia del despacho de aduanas y gestión de las fronteras, la calidad del comercio y la infraestructura de transporte, la facilidad de organización de envíos a precios competitivos., la competencia y calidad de los servicios logísticos, acarreos, reenvío y agentes de aduana, la capacidad de seguimiento y localización de los envíos, la frecuencia en la que los embarques alcanzan el destinatario final dentro del tiempo esperado.

Esta información es vital, pues nos permite establecer una hoja de ruta para mejorar en cada una de esas asignaturas, lo que tendría un impacto directo en nuestra calificación global. Una hoja de ruta que debe ser producto del consenso y que requerirá de los aportes tanto del sector público como de las empresas privadas vinculadas a la actividad logística.

Pero, es importante que ese plan de mejora se entienda como un proceso continuo y de largo aliento. Con metas escalonadas que persigan objetivos claros. Esto es importante, porque fijarse metas inalcanzables es la mejor manera de estancar un proceso de mejora en cualquier terreno. Por ello, Panamá debe establecer metas inmediatas, así como objetivos a mediano y largo plazo. Por ejemplo, escalar 10 posiciones en los próximos dos años, es decir, para la medición el año 2018, y así sucesivamente hasta ubicarnos entre los 10 mejores del mundo, lo que significaría contar con un plan de mejora continua a más de 10 años, por lo menos.

Lógicamente, para que el país tenga éxito en materia logística será fundamental establecer programas de educación y entrenamiento profesional que garanticen la debida preparación de la mano de obra que demanda este sector de la economía, además de establecer una legislación laboral competitiva que tome en cuenta la naturaleza del negocio logístico, donde muchas veces se requiere trabajo las 24 horas del día y los 7 días de la semana y las diferencias laborales deben solucionarse por medio de la negociación para no afectar la competitividad del país.

Algunos podrán considerar este lapso como excesivamente optimista, sin embargo, la inauguración de la ampliación del Canal, sin duda, nos está colocando nuevamente en el mapa mundial de las actividades logísticas y Panamá como país está obligado a adecuar sus normas y procesos no solo para responder a la previsible llegada de nuevos actores a este nicho de negocios, sino también para que las empresas locales puedan por fin beneficiarse de nuestro mayor activo económico, nuestra posición geográfica y el rol que nos ha asignado el comercio mundial.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL