Terrenos disponibles siguen por las nubes

Terrenos disponibles siguen por las nubes

Alma Solís 

asolis@capital.com.pa

Capital

El sueño de casa propia, literalmente, cada día se aleja más. Es que encontrar un proyecto de vivienda en el área metropolitana es muy difícil y las ofertas están cada vez más limitadas a los apartamentos.

Este es un proceso de evolución de la ciudad considerado por muchos como algo natural, pero que ha sido acelerado por varios factores, entre los que se encuentran el fuerte crecimiento económico y la migración de extranjeros al país en los últimos años.

¿Pero queda dónde construir en el área metropolitana? Para algunos la respuesta es un sí contundente, para otros la demanda al igual que la oferta se está orientando más hacia las afueras por temas relacionados al valor de la tierra.

Iván Carlucci, de Inversiones Natasha, sugiere ir a la página web Encuentra 24 para tener más claro el escenario. Allí siempre hay ofertas de terrenos a la venta. Igualmente, si se revisa la página web de la empresa CB Richard Ellis, especialista en bienes raíces, se encontrarán incluso anuncios de terrenos en el área bancaria y la urbanización Obarrio, entre otros.

Uno de estos terrenos tiene una extensión de 6.550 metros cuadrados y se está vendiendo a un precio de $16,3 millones, lo que indica que están pidiendo $2.500 por el metro cuadrado. Y en este espacio se puede hacer un desarrollo comercial.

Sin embargo, los 4.200 metros ubicados en el área bancaria valen $14,0 millones y esto implica $3.350 por metro cuadrado.

Los terrenos que se encuentran en estos sitios, por lo general, tienen un enfoque de uso comercial o mixto.

Pero hay otros lotes disponibles, como los 829 metros cuadrados que se están ofreciendo en la urbanización Nuevo Reparto El Carmen, principalmente para edificios de apartamentos. Sin embargo, los dueños también han recibido ofertas para hoteles.

Este terreno fue adquirido por sus actuales propietarios para desarrollarlo, pero prefirieron desde hace un año ponerlo a la venta. A pesar que reciben llamadas diariamente, aún no lo han vendido y la razón principal es que los potenciales compradores están ofreciendo menos de los $1.300 por metro cuadrado que están pidiendo.

Otro terreno disponible está en Calle 50, con calle 49 y calle Uruguay. Este tiene un precio de $3.500 el metro cuadrado.

¿Son estos casos excepcionales o son la regla? Según los empresarios y expertos en bienes raíces consultados, hay quienes han podido desarrollar y mantener la oferta de apartamentos dentro del área metropolitana en precios muy cercanos al último rango de interés preferencial, que llega hasta los $80.000, pero estos mismos que hace dos años tenían este precio hoy pueden estarse comercializando a no menos de $115.000.

La solución a esta limitada oferta de terrenos para proyectos residenciales en la ciudad capital, de acuerdo con Wilson Ruiz, presidente de la Asociación de Corredores  y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), es construir apartamentos aún más pequeños o aumentar el precio.

La empresa Pedros Bienes Raíces ofreció en la pasada feria Expo Hábitat organizada por la Cámara Panameña de la Construcción (Capac) cerca de 23 proyectos, entre los cuales se incluían 14 edificios dentro del área metropolitana ubicados en Bethania, El Ingenio, Hato Pintado, Carrasquilla, Río Abajo, Parque Lefevre y otros. Pero la oferta de casas de esta empresa estaba ubicada mayormente en Arraiján y La Chorrera.

Los permisos de ocupación que han tramitado los desarrolladores pueden dar una buena idea de las tendencias del mercado.

En el 2010, por ejemplo, estos permisos se concentraron en la provincia de Panamá y especialmente en el corregimiento de San Francisco. Tomando el tiempo de construcción de dos a tres años, quienes compraron o apartaron mayormente entre el 2008 o 2009 fueron quienes recibieron sus viviendas el año pasado.

Lo que vale la pena destacar es que estos permisos de ocupación en el distrito de Panamá crecieron 2,3% respecto al año anterior, mucho menos que la tasa de crecimiento en Arraiján (18%), de acuerdo con las cifras del Consejo Nacional para la Vivienda (Convivienda) (Ver recuadro: Permisos de ocupación).

Sin embargo, las proyecciones de Convivienda indican que para el cierre de 2011 los miembros de este gremio podrán vender alrededor de 7.307 unidades de viviendas, por un valor de $653,4 millones.

Las dos principales ferias inmobiliarias que se realizan en Panamá son la de Convivienda y Capac Expo Habitát. Y ambas permiten describir las tendencias del mercado.

La feria de Convivienda que se realizó en julio, por ejemplo, da una idea clara de lo ocurrido en el primer semestre del año.

De acuerdo con Elisa Suárez de Gómez, directora ejecutiva de Convivienda, el principal distrito de ventas en ese periodo fue el de Panamá, que si se compara con el 2010 muestra un incremento del 5%, mientras que Arraiján en el mismo período marcó una disminución en cuanto a la preferencia de compra.

La Chorrera, por su parte, registró un incremento del 3%, y en el distrito de San Miguelito siguen dándose descensos, en parte por la escasez de tierras para desarrollar y porque las que aún quedan tienen precios muy altos, afirmó Suárez de Gómez.

De igual forma, la ley de interés preferencial está incidiendo en el comportamiento de la demanda, ya que el 80,85% de todo lo que se vende está dentro de este rango de precios: Viviendas de hasta $80.000 (Ver nota: extensión de beneficios a la construcción, sin definir).

 

Perspectivas del sector

Para Wilson Ruiz, de Acobir, indica que la clase media panameña será la principal impulsora de la demanda en el mercado de bienes raíces en el futuro inmediato.

Por temas relacionados con la crisis financiera internacional del 2008 y el menor flujo de inmigrantes venezolanos, quienes han tenido problemas para poder sacar dinero de su país, la demanda de unidades costosas ha bajado significativamente, y ahora se está construyendo menos para este segmento.

Para Ruiz, el sector oeste va a ser el principal receptor de la demanda inmobiliaria local y se va a convertir en lo que fue hace 25 años el norte de la ciudad (El Dorado, La Alameda).

Otro punto a destacar es que también el precio para esa zona está subiendo y continuará haciéndolo en el futuro, aún más cuando se terminen los proyectos de infraestructura que se piensan adelantar, como el nuevo puente y el tren ligero.

Acobir estima que cada vez se verán más proyectos de $200.000 o mayor costo para la gente de Arraiján y La  Chorrera.

Quien está un poco más preocupado por el futuro del sector es el presidente de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), Carlos Vedoya Recio, quien señaló que se tiene que esperar para ver los efectos de la actual depreciación del dólar.

Yo no creo que Panamá está fuera de la tierra y el dólar nos va a pegar. Tenemos una economía sana y sólida, y esto nos ayuda, pero habrá una corrección, indicó.

A su juicio, el mayor desafío está en mantener la confianza que se tiene en el sector.

Más informaciones

Comente la noticia