TLC: Su éxito estará en la implementación

TLC: Su éxito estará en la implementación

Con la globalización de la economía mundial, los Tratados de Libre Comercio (TLC) se han convertido en instrumentos importantes y necesarios para el establecimiento de una plataforma comercial, que agilice y beneficie el intercambio de bienes y servicios entre un país o grupos de países. La República de Panamá comprendió esta realidad y desde hace varios años ha estado negociando y firmando este tipo de acuerdos con varios países del mundo.
Después de haber logrado un crecimiento envidiable, calificación de grado de inversión, TLC, Acuerdo de Información Financiera, Tratados de Doble Tributación y ser un polo de atracción para las inversiones, Panamá gestiona otro éxito, firmar un Acuerdo de Libre Comercio con su primer socio comercial y potencia mundial, los Estados Unidos de Norteamérica.
Para muchos países es de importancia tener acuerdos comerciales con los Estados Unidos. Sin embargo, esto no es fácil, porque estos tratados forman parte importante como instrumento de la política exterior y económica estadounidense, y un  mecanismo para condicionar sus relaciones bilaterales o regionales con otros países.
La negociación del TLC con Panamá fue un proceso llevado con lentitud, inteligencia y de manera prudente, negociando con la primera potencia mundial. Eso fue un esfuerzo de varios gobiernos y diferentes personas. Todos pueden sentirse satisfechos con este logro, pero ninguno puede adjudicarse la paternidad exclusiva del mismo. ¡Felicitaciones a los que participaron en este proceso por varios años!
Los Estados Unidos de Norteamérica condicionó la aprobación del Tratado a reformas laborales, sobre todo para las zonas procesadoras y en la legislación laboral panameña. Además, solicitó un Tratado de Información Financiera, que en otro momento y circunstancias hubiera sido difícil su aprobación. Demostraron su poder político al suspender la ratificación, como presión política por la decisión adoptada por la Asamblea Nacional de Diputados.
El gobierno de Barack Obama ha manifestado que probablemente en agosto del 2011, enviará el Tratado para la aprobación del Congreso y Senado de su país, que por ley no podrán modificarlo, simplemente aprobarlo o rechazarlo. El TLC de Panamá será enviado conjuntamente con los de Corea y Colombia. Esto indica que los panameños deben prudentemente esperar después del mes de agosto, para celebrar este éxito. Según fuentes diplomáticas las autoridades panameñas han manifestado contar con 300 votos a favor de los 417 congresistas.
Para los panameños el éxito de este tratado dependerá de la preparación de la estructura política, legal, económica, financiera  y productiva que su implementación requiera.  Se desea que todos los sectores económicos sean ganadores. El sector agropecuario será el que mayor atención demande por el reto que el TLC con los Estados Unidos le impone. Este sector esta en decrecimiento, con signos de fatiga, con una falta de estrategia a largo plazo,  una política agropecuaria adecuada y un modelo macroeconómico de insumo producto del sector que permita evaluar diferentes escenarios  y variables para beneficio de los productores. La experiencia de otros países es que, para beneficiarse de estos tratados, se tiene que conocer los requisitos del mismo y aprovecharse de las ventajas competitivas y comparativas que el país tiene.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL