Tocumen acudirá nuevamente a la bolsa

Ingresos en el primer trimestre de 2015 se ubicaron en $39,6 millones

Joseph Fidanque

Es parte de una familia prolija en los negocios en áreas como telecomunicaciones, banca y centro de llamadas, entre otros, y ha ocupado puestos de liderazgo en organizaciones como la Cámara Americana de Comercio, Venture Club y la Cámara de Comercio e Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap).

Fundó la empresa Star Contact, el primer centro de llamadas en el país, que luego llevó a Guatemala. Esta compañía fue adquirida por NCO Group Inc., y ahora es parte de EGS Customer Care Inc, la cual  opera en territorio panameño.

Se trata del actual gerente general de Tocumen S.A., Joseph Fidanque III., quien decidió salir de la gestión empresarial privada que forma parte del ADN de la familia Fidanque para servir en el área gubernamental. De acuerdo con los datos históricos de la empresa Fidanque Hermanos e Hijos, la familia se estableció en Panamá en 1885.

Fidanque III es egresado del Colegio Javier en la capital panameña, y de la Universidad de Tufts en Estados Unidos (EE.UU.), en Economía y Finanzas. Además, realizó estudios en Wharton School de la Universidad de Pennsyslvania y en la Universidad del Sur de California.

Por su lado, el Aeropuerto de Tocumen provee empleo a más de 10.000 personas de manera directa y cuando finalice la construcción de la nueva Terminal Sur, ascenderá a un estimado de 16.000 colaboradores.

El informe de actualización de Tocumen a la Bolsa de Valores de Panamá (BVP) del primer trimestre de 2015 indica que los ingresos al 31 de marzo se fijaron en $39,6 millones y la utilidad neta se ubicó en $13,9 millones.

Con el propósito de conocer sobre la gestión y la estrategia de desarrollo que ejecuta en Tocumen S.A., Capital Financiero conversó con Joseph Fidanque III.

– ¿Por qué decidió pasar del sector privado a la administración pública?

– Cuando el señor Juan Carlos Varela ganó las elecciones a la Presidencia de la República de Panamá y busca gente que le ayudará, siendo no político y al tomar en cuenta el riesgo de perder competitividad en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, visualice una oportunidad para hacer las cosas mejores.

La pasión y el objetivo personal de servir al país, quien me ha tratado bien y por qué no devolverle un poco, asumí el reto de gerenciar esta empresa. Es importante que los empresarios contribuyan al país y trabajen en el gobierno.

La política es importante, pero debe haber una combinación de políticos y empresarios que dirijan la nación. Tocumen es un negocio, por ende me dije hay que administrarlo como un negocio, pero con una estrategia de país.

Este es un activo importante y cuando me hablaron de aquí o trabajar en algún ministerio, dije  aquí, porque es un lugar donde podemos hacer una diferencia, y solo el tiempo nos dirá sí lo hicimos bien o no, pero de seguro sí lo haré con honestidad.

– ¿Qué representa para Tocumen tener bonos en el mercado bursátil y que demanda tener información financiera actual?

– Es una bendición que Tocumen ahora no solo se deba a su accionista principal que es el Estado, sino a los tenedores de los bonos negociados en la BVP. Una deuda con calificación de grado de inversión que tiene entre sus tenedores a inversionistas panameños y de la región centroamericana, entre otros.

Ello nos obliga proporcionar información a las empresas calificadoras de riesgo y me he sentado con ellos, debido a que era evidente que no se estaba cumpliendo con el plan de negocio presentado originalmente.

La empresa colocó en 2013 bonos por $650 millones y la deuda recibió AAA (Panamá) de parte de Pacific Credit Rating y BBB (Internacional) de Standard & Poors Ratings Services.

Actualmente se estructura en una nueva emisión de bonos por un monto aproximado de otros $625 millones y cuyo prospecto informativo esperamos tener para el cuarto trimestre del presente año, asesorado por Citibank.

Contamos con un plan de negocio de Tocumen para los próximos 10 años, el cual hemos dado a conocer local e internacionalmente y de alcanzarse las premisas financieras cumpliremos con los acreedores y podemos desembolsar dividendo a favor del Gobierno Central. Este es mi principal objetivo.

– ¿Por qué es necesario emitir más deuda?

– Cuando llegamos a la gerencia de Tocumen en 2014 no contábamos con el dinero para pagar al contratista que construye la Terminal Sur, la brasileña Norberto Odebrecht y la obra se paralizó.

A la fecha y hasta que concluya la edificación de la nueva terminal, la deuda con Odebrecht es de $385 millones aproximadamente. Mientras que el saldo restante de la nueva emisión de bonos será utilizado para financiar, entre otras obras, reparaciones de las pistas, más calles de rodaje para los aviones, mejorar los sistemas de combustibles y la construcción de una subestación de energía eléctrica.

Tocumen no es el único aeropuerto que realiza inversiones millonarias, todos desean ser líderes y ¿cómo evalúa este nivel de competencia?

– No hay duda que el hub de las Américas es número uno en Latinoamérica. Ciertamente, muchos están invirtiendo en la región como el Aeropuerto El Dorado en Bogotá, Colombia, porque todos desean una mayor participación de mercado.

Además, partiendo de la premisa que América Latina continuará creciendo, la necesidad de viajes aéreos no parará de crecer. Habrá picos y valles, pero la tendencia es hacia arriba.

Las proyecciones mundiales estiman un crecimiento de la aviación cercano al 7% en América Latina y de no estar preparado se perderá competitividad ante el interés de nuevas aerolíneas por llegar al país.

Hemos tenido varios encuentros con líneas aéreas que exploran la opción de llegar a Panamá y una de ellas es europea. Las cuales buscan conectividad e infraestructuras adecuadas para sus aviones.

En términos económicos hay una correlación directa entre el crecimiento de una ciudad y de su aeropuerto. Si ponemos un freno al crecimiento aeroportuario igual se le aplica al desempeño económico de la ciudad. Por ejemplo, las ciudades más grandes en Estados Unidos (EE.UU.) tienen los mejores aeropuertos de este país, como la ciudad de Atlanta y su aeropuerto.

La Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (Alta) dio a conocer que durante el primer semestre de 2015 la cantidad de pasajeros transportado creció 5,4% en comparación con igual período de 2014 hasta ubicarse en 91,5 millones.

– ¿En qué otros proyectos de inversión trabaja Tocumen?

– Trabajamos en el plan maestro para el área de carga, ya tenemos un anteproyecto del mismo y se realiza un reordenamiento inmobiliario. No daremos concesiones de a dedo porque buscamos que sean competitivas.

También se trabaja en una reglamentación de las zonas francas para que se pueda transferir carga de un centro logístico a una aerolínea. Esto está hoy en día en un área gris.

La meta es tener una zona franca y la documentación respectiva fue enviada al Ministerio de Comercio e Industrias, pero lo importante para nosotros es atraer las aerolíneas y las empresas logísticas correctas.

El ecosistema que ofrece Tocumen en carga y pasajeros es único, siendo la conectividad un factor estratégico y contamos con el espacio para crecer. Una de las actividades crecientes que registra el terminal aéreo de carga es la movilización de medicamentos y desde Tocumen se acceden a más de 180 destinos en América Latina.

– ¿Qué planes tienen en la autogeneración de electricidad?

– Tocumen consume mucha electricidad y varias empresas están interesadas en proveerle energía directamente. Pronto saldrá a concurso un proyecto para generar energía solar a través de paneles que serán colocados en el techo de los estacionamientos del aeropuerto.

Ello ayudará a colocar nuestra huella verde. Además, hay otras empresas con paneles solares cercanos a Tocumen interesadas en vendernos electricidad. Lo cual estamos evaluando.

– ¿Cómo impacta al terminal aéreo  en el desarrollo de sus áreas vecinas?

– Es importante y de impacto positivo debido a que una impulsa a la otra. También es clave para Tocumen, el nuevo centro de convenciones en Amador, cuya obra está paralizada, porque más convenciones significa más pasajeros. Conocemos hoy que cinco empresas requieren un centro de convenciones más grande  que Atlapa, nos hace falta esta nueva infraestructura.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia