Tráfico y caos

albrook-mall

Con el denominado Viernes negro y las fiestas de fin de año tocando la puertas, es imperativo que las autoridades del tránsito preparen con antelación un plan o algún tipo de estrategia para reducir el caos que se registra en las calles durante esta época.

Como es conocido el consumismo alcanza durante el último mes del año su punto máximo y no se trata solo de panameños, sino también de miles de  extranjeros que viajan al país, atraídos por los bajos precios y la amplia oferta de productos de reconocidas marcas globales que pueden encontrarse en los diferentes centros comerciales.

Por lo que es oportuno que se cuente con alguna estrategia por parte de la Autoridades de Tránsito y Transporte Terretre (Attt), la Policía de Tránsito, la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) e incluso de la comuna capitalina para reducir los tranque que se incrementan durante la época de fin de año, con el objetivo que tanto panameños como extranjeros pueden realizar sus compras con algún nivel de comodidad.

Panamá se ha convertido en un centro de compras, pero para que esto se mantenga es importante garantizar las condiciones mínimas a los nacionales y a los visitantes.

Y aunque son las autoridades las que deben tomar las medidas, también se necesita la cooperación de la ciudadanía, de los transportistas selectivos y del transporte colectivo, especialmente de quienes regentan el sistema Metro Bus.

Si bien es cierto que el caos vehicular existente en la ciudad de Panamá,  parece estar fuera de control, algunas medidas como la inversión de carriles en determinadas horas del día, la restricciones a los camiones para circular por determinadas vías y la presencia de un mayor número de unidades de la Policía de Tránsito en las calles podrían ayudar a mejorar la circulación vial en las zonas comerciales de mayor afluencia de compradores.

Durante el retorno del largo feriado de fiestas patrias se pudo observar, que aún en materia de tráfico queda mucho por hacer. Un camión que viajaba desde Aguadulce a la ciudad capital se quedó sin gasolina frente al Estadio Nacional de Béisbol Rod Carew y como ocurre siempre, no pudo ser removido con rapidez, lo que generó un tranque descomunal que afectó a miles de conductores que se dirigían hacia la ciudad por la vía del Puente Centenario.

Ojalá se tomen los correctivos y las acciones necesarias para que durante el mes de diciembre, la ciudad capital no se convierta en un caos y los miles de compradores pueden acudir a los centros comerciales sin mayores contratiempos.

Cerca de $200 millones estarán en circulación, producto de los pagos del XIII, ahorros de Navidad y bonificaciones, por lo que se deben empezar a implementar acciones que permitan que los ciudadanos puedan movilizarse de forma rápida y eficiente, lo que se traducirá en mayor tranquilidad para todos los ciudadanos.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL