Tranques vehiculares serán analizados en el Consejo de Seguridad

Tranques vehiculares serán analizados  en el Consejo de Seguridad

Se han identificados un total de 60 puntos críticos en la ciudad capital

En un país donde circulan diariamente 1,2 millones de automóviles y cada año se incorporan entre 60.000 y 70.000 autos nuevos al parque vehicular, es normal que se registren embotellamientos de tránsito, pero durante los últimos días los conductores han sentido que la red vial de la ciudad capital ha colapsado ante un gigantesco volumen de tráfico, generando una gran ola de quejas de los conductores y una gran preocupación en diversos sectores económicos del país,  obligando al presidente de la República, Juan Carlos Varela, a llevar este tema a discusión en una reunión del Consejo de Seguridad con el fin de encontrar una salida que permita mejorar el flujo vehicular en la ciudad de Panamá.

El mandatario explicó que el pasado miércoles 16 de noviembre la red vehicular de la ciudad de Panamá colapsó debido a un accidente de tránsito que se sumó a otros factores como las lluvias, los trabajos de construcción de la Línea 2 del Metro, la reparación de múltiples calles y los trabajos que se adelantan en el Puente de Las Américas, generando un congestionamiento vehicular de grandes proporciones.

Indicó que esta situación no solo ha llamado su atención, sino que le ha llevado a solicitar una reunión del Consejo de Seguridad para tratar de encontrar mecanismos que ayuden a garantizar un mejor flujo vehicular en la ciudad capital.     

Por su parte, el ministro de Gobierno, Miltón Henríquez, admitió que los descomunales congestionamientos de tráfico registrados la semana pasada preocupan profundamente al Ejecutivo, pero advirtió que seguramente no hay una solución fácil ya que en el país se venden cada año entre 60.000 y 70.000 autos nuevos, por lo que el Estado carece de los recursos para construir o ampliar la red vial a los niveles que exige esa demanda.

Dijo que por ello el actual gobierno ha apostado por establecer una eficiente red de transporte masivo mediante la construcción de las líneas 2 y 3 del Metro de Panamá y la compra de nuevas unidades para mejorar la calidad de servicio del sistema Metro Bus, de forma que los ciudadanos puedan optar por el transporte público, en lugar de movilizarse en sus autos particulares.

Henríquez señaló que es factible que durante lo que resta de noviembre y en el mes de diciembre se aumente la presencia de las unidades de la Dirección de Operaciones de Tránsito de la Policía Nacional y de los inspectores de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Attt) en las calles para mejorar el flujo vehicular, sin embargo, advirtió que para garantizar el éxito de ésta y cualquier otra medida también se requiere que los conductores tomen conciencia de la necesidad de respetar el reglamente de tránsito.

Este criterio es compartido por el director de la Attt, Julio González, quien afirmó que actualmente existen en el país 1,2 millones de vehículos registrados, lo que hace necesario que al conducir los ciudadanos respeten cada vez con más firmeza las señales de tránsito.

González asegura que la Attt ha hecho estudios que han permitido identificar un total de 15 cruces semaforizados de alta incidencia de accidentes en la ciudad de Panamá y está evaluando la posibilidad de implementar un sistema de cámaras que servirán para supervisar el tránsito en esos puntos y sancionar a aquellos conductores que obstaculicen el paso, viajen con exceso de velocidad o cometan cualquier otra infracción.

En tanto, el director de Operaciones de Tránsito de la Policía Nacional, Javier Fanuco, aseguró que la culpa del colapso del tráfico denso en las calles de la ciudad de Panamá la tienen los propios conductores, agregando que los ciudadanos deben tener conciencia y aprender a respetar las señales de tránsito, ya que no es humanamente posible poner unidades policiales cada 500 metros para controlar el tráfico.

No obstante, Fanuco recalcó que su despacho  tiene identificados un total de 60 puntos críticos en la ciudad de Panamá, los cuales contarán con presencia policial en los próximos días a fin de mejorar la circulación vehicular.

Al evaluar este tema es importante tener presente que conforme a una encuesta realizada hace cuatro años a por la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) a un grupo de empresas que se concentran en las actividades industriales y comerciales al por mayor y al por menor registradas en los distritos metropolitanos de Panamá y San Miguelito, el costo aproximado de los tranques mensualmente era de $25,7 millones. Lo que representa un costo anual aproximado de $308,4 millones.

De acuerdo con el estudio, estos costos incluyen compra de nuevos equipos (camiones y motos), aumentos del gasto de combustible, contratación de personal adicional, horas extras (incluyendo horario nocturno) y gastos en uso de corredores, entre otros.

No obstante, para el dirigente sindical Egberto Cobos, para conocer el impacto real de los congestionamientos vehiculares no solo se debe medir el aumento de los costos de operación de las empresas, sino también evaluar la pérdida productividad laboral de la mano de obra, ya que ésta se ve mermada por el gran número de horas que los trabajadores invierten en viajar de sus hogares a sus puesto de trabajo y viceversa, así como el deterioro de la calidad de vida de los trabajadores y sus familias. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia