Tren ligero no es prioridad para los chiricanos

Tren ligero no es prioridad para los chiricanos

Primero piden mejorar Paso Canoas y establecer un corredor logístico entre Chiriquí y Bocas del Toro

Metro train at the subway stationEstudios recientes han permitido determinar que el costo de transportar un contenedor de mercancías desde la provincia de Chiriquí a los puertos ubicados en las provincias de Panamá y Colón ronda los $1.400, unos $600 más que enviar ese mismo contenedor de un puerto panameño a un puerto de la Unión Europea.

Por ello, la idea de contar con un tren que facilite el transporte de pasajeros y carga entre la región occidental del país y la región metropolitana, y ayude a reducir los costos logísticos internos, genera simpatía entre los empresarios chiricanos, sin embargo, estos advierten que este proyecto no forma parte de las prioridades de la Visión Chiriquí 2025, que contiene la agenda de competitividad desarrollada con el apoyo de la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) para la región occidental del país.

La primera persona en plantear la posibilidad de construir un tren ligero que llegaría a la provincia de Chiriquí fue la Primera Dama de la República, Lorena Castillo de Varela, quien no dio mayores detalles sobre este proyecto, sin embargo, durante su reciente visita a París para participar en la Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático (COP21), el presidente Juan Carlos Varela fue más específico al abordar el tema.    

Durante una reunión con Patrick Kron, gerente general de la empresa francesa de transporte Alstom, que fabricó los trenes de la Línea 1 Metro de Panamá, Varela anunció que,  además de la construcción de la Línea 3 del Metro hacia el sector de Panamá Oeste, su administración tiene programado realizar los estudios de factibilidad necesarios para la construcción de un tren ligero que conecte la Línea 3 con el resto del país, a través de un primer tramo a Penonomé, un segundo tramo a Santiago y un tercer tramo hasta David, Chiriquí.

Para Camilo Brenes, presidente de la Asociación de Ejecutivos de Empresa (Apede) Capítulo de Chiriquí, la agenda de competitividad de esa provincia está contenida en el documento Visión Chiriquí 2025, que contempla el desarrollo de diversos proyectos orientados a mejorar la productividad y sostenibilidad de cuatro áreas fundamentales para el crecimiento económico y social del occidente del país como son las actividades logísticas, el turismo, la agroindustria y la Zona Franca del Barú, actividades que, a su juicio, están interconectadas.

Agregó que entre las prioridades para el sector empresarial de esa región figuran el desarrollo de una moderna terminal portuaria multipropósito en Puerto Armuelles y un canal seco que da a un puerto en la provincia de Bocas del Toro, lo que permitiría no solo el trasbordo de mercancías del Pacífico al Atlántico, sino que reduciría, además el costo de exportación de los productos agropecuarios que se producen en el occidente del país.

Brenes dio la bienvenida a la iniciativa de un tren ligero por considerar que el mismo puede ayudar a facilitar el transporte entre las provincias de Chiriquí y Panamá, sin embargo, advierte que el mismo requiere de un estudio profundo para determinar si la inversión vale la pena, especialmente si se trata de un tren cuyos servicios se limitarían al transporte de pasajeros, pues lo que necesitan los empresarios chiricanos es un transporte de carga más eficiente, es decir un tren para pasajeros y carga, tal como en su momento se contempló en el Plan Puebla Panamá.

Por su parte, Felipe Rodríguez, de la fundación Pro Chiriquí, destacó que otros proyectos prioritarios son la construcción de facilidades de almacenamiento y transporte de mercancías en el aeropuerto de la ciudad de David y la eliminación del actual sistema de aduanas y migración en Paso Canoas, lo que permitiría ser más eficientes en el transporte de mercancías perecederas como las legumbres y las flores, así como incrementar el intercambio comercial entre Panamá y Centroamérica.

En cuanto a la idea de establecer un tren ligero que conecte la provincia de Chiriquí y con la Línea 3 del Metro y con la ciudad de Panamá, Rodríguez coincidió con Brenes en que quizás en este momento no figura entre los proyectos prioritarios para mejorar la conectividad logística y la competitividad de la región occidental del país, pero le dio la bienvenida a la iniciativa del presidente Varela por considerar que facilitar  el transporte de pasajeros entre las ciudades de David y Panamá tendrá un impacto positivo para el turismo interno.

El dirigente empresarial destacó que la iniciativa tendría un mayor impacto económico si el tren, además de transportar pasajeros puede mover carga, ofreciendo una nueva alternativa para el transporte de mercancías a los principales mercados del país y siendo el primer paso para concretar la propuesta de unir a toda Centroamérica a través de un tren ligero, tal como se contempló en el Plan Puebla Panamá.

No obstante, advirtió que antes que nada habría que evaluar el costo beneficio de una obra de esta magnitud, por lo que habría que esperar que se realicen los estudios de factibilidad para poder evaluar si el país debe ejecutarla o no, ya que seguramente costará miles de millones de dólares.    

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.paa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia