Turismo médico sigue en pañales

La actividad se realiza de forma individual y sin reglamentación

Young surgery team in the operating room .

La industria de turismo médico está crecimiento en muchos países, sin embargo, en Panamá se encuentra todavía en su infancia. La actividad genera aproximadamente $60.000 millones al año en todo el mundo y en los próximos años  se espera que alcance los $100.000 millones.

Aunque en Panamá de una u otra forma se hace turismo médico, que  también se conoce como turismo de salud, no existe una ley que reglamente esta actividad.

En el año 2012 el entonces diputado Hugo Moreno, quien presidía la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional de Diputados, trató de presentar  un anteproyecto de ley para reglamentar esta actividad, ya que se trata de un turismo muy delicado, pero no tuvo éxito.

Este turismo de salud  prospera  en otros países. Aquí aunque no hay una ley se está practicando en algunos hospitales.

Los hospitales ofrecen tratamientos accesible a los pacientes, dándoles la oportunidad de relajarse en un ambiente vacacional, mientras se recuperan o esperan sus cirugías.

El concepto de turismo de salud es actualmente uno de los fenómenos de más rápido crecimiento en la industria médica, en la que los turistas de todas  partes del mundo reciben ofertas y toman ventaja de los diversos servicios médicos, incluidos la cirugía y la odontología estética.

La actividad del turismo médico se puede llevar a cabo en Panamá,  así como se está desarrollando en  EE.UU.  Europa y Suramérica, ya que el país cuenta con médicos especialistas idóneos, hospitales privados de alta categoría,  un aeropuerto internacional de primer nivel  y hoteles cinco estrellas.

Este tipo de turismo traerá grandes beneficios al país, ya que es una industria sumamente especializada que involucra
actores del sector privado y público que deben ponerse de acuerdo para promoverlo internacionalmente.

Para fomentar el crecimiento del turismo médico como una industria, surgió en Panamá la Asociación Panameña de Turismo Médico, pero lamentablemente murió en su cuna, al igual que el proyecto de Ley.

Según Luis Santamaría, fundador y presidente de MedicalPan, S.A., la primera empresa de atención  al paciente internacional en Panamá, el turismo médico tiene un inicio que  se puede  decir individualista y artesanal.

Santamaría destacó que muchas empresas lo han intentado y algunas han logrado buenos resultados en la búsqueda de pacientes internacionales, pero para que esa actividad se realice con un  verdadero y genuino beneficio para el país, tiene que tener un nivel de regulación y un nivel de vigilancia por parte de las autoridades de salud.

Agregó que cuando una persona viaja a otro país por motivos de salud, puede estar sometiéndose a muchos riesgos, y no queremos que pasen cosas negativas, lo que queremos es que pasen cosas positivas.

Hay  hospitales  que los están recibiendo, los están atendiendo y los están mandando de vuelta  mejor de lo que llegaron.

Sin embargo, el  turismo médico hoy en día está en sus inicios en  Panamá, y no ha sido hasta hace poco que se logró  un enlace entre las empresas privadas y el Gobierno para tratar de institucionalizar su práctica y tratar de convertir a Panamá en un destino formal y no un destino empírico, destacó Santamaría.

Entre los lugares de América  Latina utilizado como destino de turismo médico, se encuentra la ciudad de Medellín, Colombia,  que por su  cercanía  con Panamá es un fuerte competidor.

Esta ciudad cuenta con  un Clúster de Servicios de Medicina y Odontología, donde trabajan mancomunadamente empresas públicas-privadas.

Santamaría señaló que su compañía tiene una relación muy buena con el Clúster de Medellín, que conocen muy bien cuáles son sus fortaleza, pero sostiene que  es un destino distinto a Panamá.

En su opinión el país tiene potencial para desarrollar el turismo médico y un punto a favor lo constituye el Hub de las Américas de Copa, desde donde es fácil trasladarse a cualquier país de la región.

Nosotros tenemos un mayor potencial que cualquier otro destino de Latinoamérica, toda vez que llegar a Panamá es más rápido, más barato y más cómodo que prácticamente a cualquier otro país, dijo Santamaría.

Las instituciones proveedoras de salud de  Panamá están a distancias cortas del aeropuerto y los hoteles y transportes locales cuenta con la  logística para movilizar a las personas de forma cómoda.

Panamá tiene dos ventajas competitivas que no tienen otros países de la región.

En Panamá se construyó el Canal y para construirlo primero hubo que tener un enfoque científico antes que cualquier otra cosa, y así son nuestros doctores, dijo Santamaría.

La otra  venta  de acuerdo con  Santamaría, es que por tradición los galenos panameños realizan su especialización en EE.UU. o en  Europa en donde el solo hecho de tener la certificación de universidades de esos países  nos vuelve mucho más compatible con los turistas de salud.

El paciente te puede decir, yo he visto en otros países hospitales muy bonitos, pero en Panamá está el doctor certificado en mi ciudad, el doctor que tiene un título en EE.UU., por ejemplo. Entonces, nuestros doctores son mucho más compatibles y al mismo tiempo no estamos aspirando solo a los países del Norte de América, sino los de toda la región de Latinoamérica, indicó Santamaría.

Panamá es un país diverso con una posición geográfica privilegiada, lo que se necesita  es contar con una Ley que regule la actividad y que las autoridades se aboquen a promover al como un destino de turismo médico.

Disponibilidad

de estructura

Los hospitales privados  de Panamá cuentan con  médicos idóneos y
tecnología  de punta y están enfocados en atender a los residentes en el país, pero pueden mejorar su nivel de negocios y lograr   que entre el 7% y el 10% de sus pacientes provenga del extranjero.

El Hospital Punta Pacífica, es pionero en el turismo médico en Panamá, con un departamento dedicado exclusivamente a la comercialización de paquetes médicos, para turistas que  buscan atención médica, que pueden llegar a representar el 20% de sus pacientes.

En su mayoría vienen en busca de  tratamientos para enfermedades cardiovasculares, problemas de infertilidad y  ortopedia.

La Clínica Hospital San Fernando, también atiende a  pacientes extranjeros. La mayoría buscan atención médica de rutina  y otros para practicarse cirugías de reemplazo de rodillas, cirugías plásticas y procedimientos para la obesidad.

De acuerdo con este hospital,  el 10% de sus pacientes son extranjeros que vienen en busca de atención médica y un  5% cuentan con  seguros internacionales o son extranjeros que viven en Panamá.

Tanto el ex ministro de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), Jesús Sierra y el actual ministro Gustavo Him, coinciden en señalar que el turismo médico al igual que cualquier otro tipo de turismo debe representar una  forma de ingresos para la República de Panamá y una fuente de trabajo para los panameños.

Recientemente, directivos de MedicalPan, S.A., se reunieron con Him, donde se dejó abierta la posibilidad de retomar la iniciativa de elaborar una legislación que regule la actividad.

Por su parte, el ministro de Salud, Francisco Terriente, dijo que ve con buenos ojos la posibilidad de sentar las bases para el desarrollo y promoción del turismo médico y no descartó la posibilidad que durante esta administración gubernamental se logre su  regulación.

Aquí en Panamá existió una asociación en el pasado, integrada por clínicas y hospitales, pero hoy  la iniciativa  para lograr una adecuada regulación la lleva Medicalpan S.A., que aglutina a 22 clínicas del país, detalló Santamaría. 

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL