UE presenta cargos formales antimonopolio contra Google

UE presenta cargos formales antimonopolio contra Google

Asegura que Google ha afectado a los consumidores al limitar la competencia y afectar la innovación

Google Sede web

La Unión Europea (UE)  lanzó su segunda ronda de cargos formales antimonopolio contra Google, propiedad de Alphabet Inc. en menos de dos años, acusando al gigante tecnológico de abusar del dominio de su sistema operativo móvil Android.

La Comisión Europea, la agencia antimonopolio del bloque, dijo que Google implementó una estrategia en móviles que refuerza su dominio en búsquedas, al requerir que Google Search sea preinstalado y ofreciendo incentivos financieros para que fuera configurado como el servicio exclusivo de búsqueda en los aparatos Android en Europa.

El comportamiento de Google ahoga la competencia y cierra el camino para que motores de búsqueda rivales tengan acceso al mercado móvil, dijo la UE.

Google siguió una estrategia en aparatos móviles para proteger y expandir su dominio en las búsquedas en Internet, dijo la comisionada antimonopolio de Europa Margrethe Vestager en una conferencia de prensa. El comportamiento de Google ha afectado a los consumidores al limitar la competencia y afectar la innovación en el espacio general de Internet.

El asesor legal de Google, Kent Walker, respondió que Android ha ayudado a estimular un impresionante y sostenible ecosistema, basado en software de código abierto e innovación sin restricciones, agregando que la empresa trabajará con la UE para demostrar que Android es bueno para la competencia y bueno para los consumidores.

En abril del año pasado, Vestager abrió una investigación formal sobre la conducta de Google con su Sistema operativo Android. La investigación se desprende de una queja presentada en abril de 2013 por FairSearch, una coalición de compañías tecnológicas.

La UE dijo que Google violó las leyes antimonopolio del bloque al requerir que los fabricantes de teléfonos inteligentes preinstalaran Google Search y el navegador Google Chrome y establecieran a Google Search como el buscador por defecto de los aparatos si los fabricantes deseaban incluir cualquiera de los otros servicios populares de Google en sus aparatos, tales como Google Maps o la tienda de aplicaciones Play Store.

Google también infringió las reglas al evitar que los fabricantes vendieran aparatos móviles que usaran sistemas operativos de competidores basados en el código de Android, además de ofrecer incentivos financieros a fabricantes y operadores para preinstalar exclusivamente Google Search en los aparatos, dijo la UE. Vestager se negó a detallar esas iniciativas.

Natalia Drozdiak y Sam Schechner 
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia