UEP Penonomé II estudia construir proyecto de generación solar

UEP Penonomé II estudia construir  proyecto de generación solar

Actualmente está en negociaciones

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras invertir $436 millones en el desarrollo de las fases II y III del Parque Eólico Laudato Sí, UEP Penonomé II no sólo negocia participar en el cuarta fase de este proyecto, sino que evalúa participar en un proyecto solar a desarrollarse en un área cercana, lo que es una muestra que las tecnologías renovables no convencionales siguen generando interés entre los inversores y harán un mayor aporte a la diversificación a la matriz energética nacional.

En abril de 2016, UEP Penonomé II, S.A finalizó su participación en la construcción de las II y III fases de parque eólico Laudato Sí, con 215 megavatios (MW, por sus siglas en inglés) de capacidad instalada en 86 turbinas, siendo el de mayor tamaño en América Central.

Actualmente, otra empresa, Unión Eólica Panameña (UEP),  desarrolla la última fase del Parque Eólico, que adicionará 66 MW con 20 unidades de 3,3 MW cada una.

Harold Hernández, Commercial Manager de UEP Penonomé II, informó que su empresa se encuentra en negociaciones con UEP para participar también en la cuarta etapa del proyecto.

UEP Penonomé II, forma parte de un Holding que cuenta con plantas de generación de energía en Latinoamérica y el Caribe, explicó Hernández, quien considera que Panamá cuenta con las condiciones económicas propicias para desarrollar más proyectos.

Durante el año 2016 se han desarrollado cerca de 45 MW en proyectos solares, los cuales se adicionan a los proyectos que se desarrollaron durante el 2015. Al día de hoy existen alrededor de 80 MW instalados y participando en el Mercado Mayorista de Electricidad, por lo tanto el desarrollo de este tipo de tecnologías ha experimentado un auge durante los años 2015 y 2016.

Por otra parte, el parque eólico Laudato Sí posee 215 MW de los 3.085 MW instalados en el parque de generación del país, esto representa 7% de participación.

En términos de producción, durante el periodo seco (verano) el parque ha llegado a abastecer hasta el 25% del requerimiento energético nacional de un día, afirma el  Commercial Manager de UEP Penonomé II.

Panamá tiene potencial para más proyectos como el nuestro, opinó Hernández, quien detalló que la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) ha otorgado cuatro licencias definitivas y trece (13) licencias provisionales de generación eólica.  Las mismas se encuentran repartidas en las provincias de Panamá, Chiriquí, Coclé, Los Santos y Veraguas, las cuales cuentan con las condiciones favorables para el desarrollo de este tipo de proyectos de generación.  Por lo tanto se espera que en el corto plazo ingresen más generadores eólicos en Panamá.

Con interés en energía solar

Pero además de la energía eólica, UEP Penonomé II explora incursionar en la energía solar. Nuestra empresa se encuentra en negociaciones con otra empresa que está desarrollando un proyecto solar en el mismo sitio donde actualmente se emplaza el Parque Eólico. Es bien conocido que los proyectos solares y eólicos pueden coexistir en el mismo sitio y complementarse mutuamente, explicó el Commercial Manager de UEP Penonomé II.

Nuestras expectativas para el año 2017 son que los participantes solares fotovoltaicos continuarán creciendo en número y capacidad, opinó Hernández.

Sostienen Hernández que la energía solar es una tecnología confiable, tiene un muy buen grado de madurez y ha demostrado que su rentabilidad.

GNL otra alternativa limpia

Mientras tantos, el director de Asuntos Corporativo de AES Panamá, Leopoldo Pérez, consideró que si bien la energía eólica y solar jugarán un papel cada vez más importante en la matriz energética de Panamá, el país está apunto de experimentar una verdadera revolución en materia de generación térmica con la llegada del Gas Natural Licuado (GNL) como materia prima para generación de energía ya que este combustible es considerado como limpio debido a sus bajos niveles de emisión.

 Se dice que es una energía limpia porque realmente es el combustible que permite esa firmeza en el suministro de energía eléctrica con el menor impacto ambiental. Por lo menos nosotros comparamos el GNL, con el carbón y combustibles derivados de petróleo, teniendo una reducción aproximadamente de 80% de los contaminantes contenidos en las emisiones y entre 50% y 60% de emisiones de CO2, afirmó Pérez.

Comentó que a nivel global AES tiene una orientación a minimizar o descarbonizar de alguna manera las plantas de generación de energía a fin de reducir sus emisiones y su huella ambiental en los cuatros continente donde tienen operaciones, por lo que actualmente adelanta en Panamá la construcción de una planta a base de GNL que generará 381 MW y que contará con facilidades para el almacenamiento de ese combustible a fin de facilitar su uso en otras actividades económicas del país como el transporte, por ejemplo.

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia