Un débil comienzo de año

Un débil comienzo de año

Businessmen trading stocks. Stock traders looking at graphs, indexes and numbers on multiple computer screens. Colleagues in discussion in traders office.

Semana sumamente volátil en los mercados a nivel global. El VIX, mejor conocido como el indicador de miedo en los mercados, llegó a estar por encima de los 27 puntos, un valor  no visto  desde hace más de cuatro meses.

Al principio de la semana recibimos una serie de datos económicos débiles, como la  manufactura de China, que cayó por debajo de las expectativas por quinto mes consecutivo, algo que generó preocupación  en los mercados y desestabilizó la confianza existente.

Los mercados de China cayeron fuertemente (aproximadamente 14%) durante la semana, al mismo tiempo que el yuan  se debilitó para alcanzar los niveles más bajos en cinco  años.

El viernes  pasado, la tasa a 10 años de los Bonos de Estados Unidos (EE.UU.) se  situaban en 2,12%.

El órgano regulador de China, la Comisión Reguladora de Valores (Csrc), el jueves suspendió los disyuntores recientemente implementados. El primer intento de cierre se desencadenó el lunes después  que el índice de CSI300 cayó más del 7%.

El crudo estadounidense bajó $0,11, un  0,33%, para cerrar en $33,16  el barril.

El último informe de empleos no agrícolas salió a final de la semana mostrando la creación de unos 292.000 puestos de trabajo, superando las expectativas. La tasa de desempleo quedó estable en 5,5%.

Se espera que la  Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés) considere una posible segunda subida de tasas en su reunión de marzo próximo.

El  euro estuvo cerca de $1,09 y el yen a 117,65 frente al dólar en las últimas negociaciones.    

Abraham Benzadon
Trader – Trading Desk

Más informaciones

Comente la noticia