Un discurso interesante

CDUPSz2UgAAuM8L

La semana pasada tuve la oportunidad de acudir a la inauguración de la Conferencia Anual de Ejecutivos de Empresa (Cade) 2015, evento que organiza la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede)  y que este año abordó,  como tema central, el de la Logística: Motor del desarrollo para Panamá y la región.

Ciertamente, el acto inaugural fue largo y extenuante debido al gran número de oradores que tomaron parte en el mismo. Sin embargo, debo admitir que este año el discurso magistral inaugural, que estuvo a cargo del ex presidente del Perú, Alan García, me sorprendió gratamente.

García abrió su disertación con una fuerte nota de optimismo. Admitiendo que la caída del precio del petróleo y otras materias primas, la crisis económica de Estados Unidos y Europa y la desaceleración de la economía de China, ha llevado a un gran número de analistas a pintar un panorama lúgubre para la economía mundial, sin embargo, insistió en que la coyuntura actual no debe hacernos perder de vista que la economía mundial ha entrado en una nueva fase de desarrollo y que China, a pesar de todo seguirá siendo uno de sus principales motores.

El ex presidente peruano destacó en su intervención que el crecimiento de China generará una gran demanda de todo tipo de bienes y servicios a corto, mediano y largo plazo, pero para poder aprovechar las oportunidades que esa demanda generará para nuestros países y hay que abandonar los viejos paradigmas y reconocer que el desarrollo económico de los países dependen principalmente de su nivel de apertura económica.

Destacó que en el caso del Perú, durante su segundo mandato optó por reducir los aranceles de importación a 2% y por negociar Tratados de Libre Comercio (TLC) primero con Estados Unidos y luego con China, lo que ha traído grandes beneficios al país, al facilitar la llegada de inversión extranjera y con ella de nuevas tecnologías, lo que se tradujo en fuertes tasas de crecimiento económico.

Y para ejemplificar cómo la falta de apertura destacó que mientras el gigante asiático tiene un índice de apertura de 67% y crece a 7% anual, el gigante latinoamericano, Brasil, tiene un índice de apertura económica de 22% y crece a un ritmo anual de 1%

García agregó que otro factor crítico para potenciar el crecimiento económico es la inversión en infraestructura, al punto que de acuerdo con estudios realizados por organismos internacionales con cada 10% adicional que un país invierte en este renglón, la economía crece 3% y el empleo se incrementa en un 2%.

Finalmente destacó que además de estos dos factores, nuestros países requieren de una profunda transformación de sus sistemas educativos, toda vez que sin un recurso humano debidamente capacitado el crecimiento económico es insostenible a largo plazo. Para lo cual se requiere medir el conocimiento de docentes y estudiantes a fin de establecer la línea base de la que partirá  el programa de mejoramiento académico, a lo que debe seguir una fuerte inversión pública para dotar a los docentes de los conocimientos y las técnicas educativas necesarias para echar ese programa adelante. 

A decir verdad, pocas veces un discurso de un ex mandatario latinoamericano ha sido tan claro y puntual. Ciertamente, Perú no ha resuelto todos sus problemas, pero creo que lo apuntado por García no es más que la definición de una hoja de ruta clara para dar pasos firmes a un crecimiento sostenible a largo plazo.

En todo caso, tan solo con este discurso todos los asistentes a Cade tuvimos la oportunidad de conocer una experiencia valiosa y cercana a nosotros en términos institucionales, económicos y culturales.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL