Una actitud preocupante

Alma Solis

Capital

Existen dos temas que me preocupan mucho al inicio de este 2011, uno indudablemente es el tema del agua. La situación vivida en las últimas semanas en la ciudad capital es alarmante, creo que muchas personas nos dimos cuenta del verdadero significado que tienen las frases Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde o Las guerras del futuro serán por el agua.

Espero que muchos de nosotros empecemos a reflexionar y tomar en cuenta todas las recomendaciones que nos hacen para ahorrar agua y para tratar de conservar nuestras reservas.

No es el hecho de que si la planta está dañada o no, debemos pensar qué pasará si ese recurso que muchos pensamos inagotable se agota. Es hora de empezar a preocuparnos. Por otro lado también debemos ponernos en los zapatos de las personas para quien esta situación no es noticia, por que es su realidad cotidiana. Existen lugares en la ciudad donde el agua es un privilegio al que no tienen acceso y estas penurias son el día a día, ojala se les pueda brindar solución permanente a ellos también.

El otro tema que me ha asustado es la actitud de muchas personas en cuanto a lo ocurrido con los menores en el centro de cumplimiento de menores de Tocumen. ¿Hasta dónde ha llegado nuestra sociedad como para que algunas personas hayan llegado a manifestar que estuvo bien lo que pasó o que no se han conmovido por lo sucedido porque muchos sufren por la pérdida de familiares a manos de delincuentes o porque están cansados de la inseguridad en el país?

No los culpo por pensar así, pero tampoco apruebo bajo ninguna circunstancia que seres humanos estuvieran quemándose y que, si fue ese el caso que aún esta en investigación, hubiera negligencia. Nuestra sociedad está en crisis si de verdad llegamos a reaccionar de esta forma y eso es algo en lo que debemos pensar.

Más informaciones

Comente la noticia