Una ciudad con desarrollo desigual

Una ciudad con desarrollo desigual

Manuel Luna

Capital

El hecho de que Panamá se haya convertido en una de las ciudades con el mayor número de edificios altos de América Latina ha costado con alto precio y ha propiciado, además, un desarrollo desigual de la capital.

Y es que el área metropolitana tiene una extensión de 300 kilómetros cuadrado (KM2), pero las grandes torres se concentran en sólo 4 KM2, advierte el arquitecto urbanista, Álvaro Uribe, quien ante este panorama sostiene que el desarrollo inmobiliario del que todos hablan no es más que una ilusión.

Esta concentración provoca grandes problemas de tránsito y grandes inconvenientes de movilidad, sin señalar el tema de los servicios públicos.

Cómo consecuencia de la falta de planificación se ha registrado un desparramamiento que no tiene nombre, precisó Uribe, porque todos quieren construir en los mismos lugares.

Sostiene que ante la falta de una política urbana sólida, la ciudad ha crecido en base a los intereses de los promotores y no de la colectividad, y como consecuencia se ha registrado un desarrollo desordenado y desigual, sostuvo Uribe.

Los proyectos de construcción se concentran principalmente en el corregimiento de San Francisco, aunque el distrito capital está integrado por 21 corregimientos.

Para el urbanista es imperativo que se defina un plan de ordenamiento, para que sea la ciudad quien le indique a los promotores donde construir y qué construir.

El expresidente de la Asociación de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), Iván Carlucci, califica la situación que enfrentan los residentes del distrito capital por el inusitado desarrollo urbano como los dolores del crecimiento.

Uno de los principales dolores de cabeza de quienes circulan en la capital panameña es la falta de estacionamientos, pero Carlucci considera que esta situación es producto de la falta de visión a la hora que se construyeron las avenidas que surcan la metrópolis.

El empresario recomienda que para los futuros desarrollos se tome como ejemplo a Costa del Este, que es la única zona de la capital donde se construye de forma planificada y organizada.

Costa del Este está conformada por 310 hectáreas, conectadas a la ciudad por el Corredor Sur y dividida en 11 zonas y desde 1995 ha pasado a ser uno de los polos de mayor desarrollo urbano de la capital.

La construcción de nuevos edificios no cesa y durante el año pasado la disponibilidad de nuevos apartamentos y en proyecto superaba las 3.700 unidades

Y entre el 2010 y el 2013 la oferta alcanzará los 13,360 apartamentos, de los cuales el 60% ya está vendido.

Uribe es de los que considera que la construcción del Metro podrá ayudar a que se puedan crear nuevos polos de desarrollo, fuera de los puntos en donde tradicionalmente se construyen los grandes proyectos inmobiliario.

Para el arquitecto proyectos como el Metro y la construcción de nuevas carreteras son obras que enriquecen la ciudad, generando nuevo centros de desarrollo, con que se podría empezar a corregir el desparramamiento existente.

Más informaciones

Comente la noticia