Una decisión acertada, que debe repetirse

Una decisión acertada, que debe repetirse
Se trata de la primera acción de la Administración Cortizo para, de forma activa, desarrollar una hoja de ruta que le permita a nuestro país salir de la “lista gris”.| Cortesía

El anuncio del viaje que realizará el presidente de la República, Laurentino Cortizo, a Nueva York, Estados Unidos (EU), para reunirse con altos ejecutivos de la banca internacional y los representantes de las más importantes empresas calificadoras de riesgo, con el fin de poner en conocimiento de estos importantes actores del mercado financiero los esfuerzos que ha realizado Panamá para adecuarse a los estándares internacionales en materia de prevención y lucha contra el blanqueo de capitales y prevenir la evasión fiscal.

Se trata de la primera acción de la Administración Cortizo para, de forma activa, desarrollar una hoja de ruta que le permita a nuestro país salir de la “lista gris” en que injustamente fuimos incluidos por el  del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi), a pesar que en el período 2017-2018 se  cumplieron  40 de las 45 recomendaciones que esa organización propuso en materia de prevención y lucha contra el blanqueo de capitales.

Consideramos que es una decisión acertada del Ejecutivo visitar una de las plazas financieras más importantes del mundo para dar a conocer la verdad de Panamá y explicar con lujo de detalles todo lo que como país hemos hecho para promover la transparencia no sólo de nuestro sistema financiero, sino también de un gran número de actividades económicas que hasta hace algunos años no estaban debidamente reguladas para combatir el lavado de dinero.

También es importante destacar que el presidente Cortizo será acompañado en esta visita por la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) y otros gremios empresariales, poniendo en evidencia que este tema es parte de una agenda de país.

Por supuesto, es importante que durante sus encuentros con los banqueros y las calificadoras de riesgo, tanto el Ejecutivo como el sector privado escuchen las preocupaciones de sus contrapartes y sean autocríticos a la hora de evaluar los avances que hemos logrado en la lucha contra el blanqueo de capitales, porque todos sabemos que la aplicación de las nuevas normas no ha estado exenta de dificultades y de la resistencia de algunos sectores vinculados a la plataforma panameñas de servicios internacionales.

Además, debemos admitir que en algún momento se pensó que este proceso de adecuación a los estándares internacionales se trataba simplemente de promulgar nuevas leyes que al final se convertían en letra muerta, pero afortunadamente en los últimos años hemos corregido esa visión, desarrollando instituciones y mecanismos de supervisión y sanción que garanticen el cumplimiento de las normas.

Prueba de ello es que en la actualidad la SBP cuenta con 65 profesionales especializados en el área de prevención de blanqueo de capitales (incremento del 250%), realizando 615 inspecciones (incremento de 200%), ejecutando 67 procesos sancionatorios y aplicando 30 sanciones por un total de $6 millones entre el 2015 y el 2019.

Mientras que la Unidad de Análisis Financiero (UAF), facultada en 2015 por la Ley 23, ha realizado 1,059 cooperaciones internacionales del beneficiario final y el Ministerio Público incrementó de 28 a 118 (321%) las investigaciones de delito precedente por blanqueo de capitales distintos al narcotráfico; reportando un incremento de 27 a 47 (74% de aumento) en sentencias condenatorias en investigaciones por blanqueo de capitales e incrementó el monto de dinero decomisado de $4 millones a $242 millones en los periodos 2012–2015 y 2016–2019.

No obstante, estamos seguros que este encuentro cara a cara tendrá un impacto positivo en la imagen del país, por lo que es necesario que las autoridades nacionales y los gremios empresariales repliquen este esfuerzo en otras plazas financieras internacionales como Londres, Singapur, Hong Kong, Francia y Alemania, de manera que en esos mercados también se conozca la verdad de Panamá y se valoren más nuestros avances y nuestra voluntad de adecuarnos a los estándares internacionales y de colaborar con otros países en la lucha contra el blanqueo de capitales.

No olvidemos que Panamá tiene plazo de un año para cumplir con las recomendaciones de Gafi que están pendientes de ejecución y que acercarnos a la banca internacional para dar a conocer nuestros avances, sin duda podría ayudarnos a salir de la “lista gris”, y más importante aún, a no volver a entrar en ella nunca más.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias