Una mágica industria que genera millones

Una mágica industria que genera millones

Alma Solías

Con  cerca de $50 millones en taquilla estrenó en noviembre en los Estados Unidos la película 50 de los estudios Walt Disney: Enredados (Tangled en inglés). Sólo $1 millón por debajo del estreno de la nueva entrega de Harry Porter, y ya para la segunda semana se había convertido en la favorita de público.En Panamá esta película se estrenó hace dos semanas, también con éxito en taquilla. Y es que para Disney Picture la animación sigue siendo un negocio muy rentable.

La historia escogida fue Rapunzel, un cuento de hadas de la colección de los Hermanos Grimm, pero muy bien adaptada al estilo Disney.

En esta historia no hay príncipes, el héroe es un ladrón muy simpático y la princesa es una chica de una larga cabellera.

Los estudios Disney lanzaron su primera cinta para la pantalla grande en 1937, se trataba de Blancanieves y los Siete Enanitos, una película que recaudó $8,5 millones, una cifra considerable, más aún tomando en cuenta que los niños no pagaban sus entradas en esa época.

Fue la más taquillera hasta que la desbancó Lo Que El Viento Se Llevó. Blancanieves tuvo un costo de producción de $1,5 millones y fue la primera de dibujos animados. Su producción llevó más de tres años e involucró a 750 artistas.

Pero han sido muchos los logros y las historias desde Blancanieves hasta Enredados. Con la magia de Disney hemos visto pasar desde elefantes voladores (Dumbo, 1939) hasta aventuras de aprendices de magos (Fantasía) y familias caninas (101 Dálmatas), además de algunas historias tradicionales de cuentos de hadas (Bella Durmiente), pero todas con su toque muy particular que las hace tan especiales.

Una de las características más destacables de Disney es que buscan innovar en todas sus historias para sorprender al público y no se conforman con presentar simplemente los tradicionales cuentos

 Al Rey León (1994), por ejemplo, le dieron a la historia una esencia de Shakespeare al incorporar detalles de Hamlet.

Walt Disney, el creador de toda esa magia audiovisual, decía que nunca hacía películas demasiado infantiles y por eso introducía siempre alguna sátira sobre las flaquezas de los adultos. De allí que cada historia ha llegado a cautivar a los niños desde 0 a 100 años.

Tecnología de punta

El presupuesto de las películas también ha cambiado mucho. Enredados tuvo un costo de producción de $260 millones y mucho de esto es por el uso de la tecnología avanzada, que les permitió atender hasta el más mínimo detalle.

El supervisor de efectos visuales Steve Goldberg, el supervisor de animación por computadora Jesus Canal y un equipo técnico de expertos de cabello, liderado por Xinman Zhao y Kelly Ward, debieron hallar la forma de dar vida al cabello de Rapunzel, que medía 21 metros y querían que su movimiento fuera lo más natural posible.

Para ello desarrollaron un software nuevo llamado Dynamic Wires y nuevas técnicas para llevar a cabo la ambiciosa idea. El equipo técnico animó 147 tubos diferentes que representaban la estructura del cabello, y que en la imagen final adoptaron la forma de 140.000 cabellos distintos y con movimiento propio.

A lo largo de estas siete décadas, cada cinta animada ha tenido avances tecnológicos importantes: La cámara multiplazo, por ejemplo, se usó para Blancanieves, aunque se usó por primera vez en el corto El viejo molino.

El empleo de la xerografía para transferir los dibujos a las celdas, opuesto a la técnica de trazos de tinta desarrollada para 101 Dálmatas, se probó primero en algunas escenas de La Bella Durmiente y se usó completamente por primera vez en el corto Goliath II, nominado por la Academia.

El empleo de todo tipo de métodos digitales para dibujar, componer y animar películas animadas CAPS (Computer Animation Production System), ha sido un pilar del exitoso desarrollo de esta casa productora.

Doblajes

El uso de voces famosas en las películas de Disney también ha sido una tradición. Figuras como Eva Garbo, Jim Carrey, Ophra, Kiefre Sutherland, John Travolta, Mileys Cyrus y, más recientemente, Mandy Moore en Enredados, están en los repartos de estas películas.

Otra parte importante son los soundtracks que han llegado a tener casi tanto éxito comercial como las películas, estos han sido interpretadas por figuras de la talla de Elton John, quien trabajo con Disney en la canción del Rey León: Can you feel the love tonight.

Los latinos también han tenido participación importante en esta industria. Cantantes como Luis Miguel, Ricky Martin, Thalia y Chayanne han interpretado las versiones en español de la música.

En Enredados, por ejemplo, Chayanne hace el doblaje de Flynn Rider, el personaje principal, y Danna Paola, la actriz juvenil, interpreta a Rapunzel.

Antes del boricua, los doblajes latinos habían recaído en figuras mexicanas como Kalimba o el actor de telenovelas Ernesto Laguardia, por mencionar algunos.

Pero mientras está en cartelera la película número cincuenta de este estudio, ya Disney esta próximo a estrenar su cinta 51: Las Historias de Winnie de Pooh.

 

Más informaciones

Comente la noticia