Universidad Tecnológica de Panamá genera respuestas desde la ciencia ante COVID-19

Universidad Tecnológica de Panamá genera respuestas desde la ciencia ante COVID-19
La universidad panameña pone sus mejores talentos al servicio del país| Archivo

La Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) trabaja en dos megaproyectos científicos que aspiran a ofrecer soluciones rápidas al país ante la pandemia del coronavirus (COVID-19).

Una línea de investigación procura dotar de equipos de protección (máscaras, escafandras y un tercer proyecto en análisis) al personal sanitario y una segunda está orientada a atender a aquellos pacientes con necesidad de respiración asistida.

El doctor Alexis Tejedor, vicerrector de Investigación, Postgrado y Extensión de la UTP, detalló a Capital Financiero los avances de esta iniciativa institucional que busca servir a Panamá.

En cada proyecto, el personal de la UTP trabaja de manera gratuita, como parte de su gestión de responsabilidad social, y la adquisición de materiales se realiza con fondos donados y administrados por una Asociación de Interés Público (AIP).

Equipos de protección

Con respecto a la línea de investigación equipos de protección, señalar que las mascarillas han sido diseñadas por investigadores de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la UTP y al frente del equipo está el docente e investigador Antony García.

El modelo, impreso con tecnología 3D, tiene un acetato frontal que concede mayor protección al usuario.

Además, su plus es la incorporación de una luz LED que facilita las maniobras asistenciales de parte del personal médico y de enfermería. También se están diseñando modelos sencillos, sin luz.

Tejedor anunció que una empresa donó láminas de acetato para agilizar la elaboración de las máscaras. El compromiso con el Ministerio de Salud (Minsa) es lograr contar con 50 a 100 máscaras en el corto plazo.

De igual modo, se diseñará una página web para que otras instituciones realicen sus solicitudes.

Incluso, el Centro Regional de Chiriquí también cuenta con investigadores que están haciendo otro tipo de máscaras.

Las escafandras se han adaptado de otros modelos, cedidos gracias a la colaboración mundial de instituciones que han dejado sus códigos abiertos para que el mundo pueda tener acceso a esta tecnología.

Las escafandras, en este caso, son unas cajas de acrílico que permiten al especialista trabajar con la seguridad de minimizar los contactos.

La UTP ya donó dos al Hospital San Miguel Arcángel de San Miguelito y dos al Hospital Regional de Veraguas Luis “Chicho” Fábrega.

Ayudar a respirar

Un segundo equipo de trabajo está volcado en los dispositivos para ayudar a los pacientes con dificultad respiratoria.

Desde el campus central Víctor Levi Sasso, trabajan los investigadores bajo el liderazgo del doctor Humberto Rodríguez y del ingeniero Carlos Plazaola.

En concreto se ocupan del diseño de humidificadores que ayudan a mejorar la capacidad respiratoria de los pacientes.

Un industrial se ofreció a donar agua desionizada o desmineralizada para incorporar al sistema. Una vez aprobado el prototipo, se estaría en condiciones de producir 300 unidades.

En este esfuerzo, trabajan de manera colaborativa con la UTP, estudiantes de la Universidad Santa María La Antigua (Usma) y de la Universidad Latina.

Con respecto a los ventiladores mecánicos o respiradores, lo desarrollan investigadores y colaborares del centro regional de la UTP en Azuero, con apoyo del sector empresarial.

Están integrados, como equipo multidisciplinario, la Facultad de Ingeniería Eléctrica, con Héctor Vergara al frente; la Facultad de Ingeniería Mecánica, con Domingo Vega y Nacarí Marín como responsables y la Facultad de Ingeniería Eléctrica, con Francisco Canto liderando.

De igual modo se han incorporado especialistas del área de la salud, quienes están validando la funcionalidad del modelo que este miércoles 8 de abril ya fue ensamblado.

Resaltó el apoyo del doctor José Manuel Trujillo del Hospital Gustavo Nelson Collado de Azuero, quien es especialista en este tipo de tecnología.

Estos equipos, de los cuales se espera producir cinco o seis por día, esperan atender de manera inmediata las necesidades del hospital modular u otro tipo de centros auxiliares de los centros hospitalarios.

Tejedor reconoció que la coyuntura del COVID-19 vuelve a demostrar la importancia de la investigación en ofrecer calidad de vida a la comunidad.

Resaltó que la ciencia no es mezquina, es solidaria, y, de hecho, en este momento, la comunidad científica mundial, y los centros de investigación panameños, se han unido para dar respuestas integrales.

La gran materia pendiente, y a futuro, de parte del Gobierno nacional y de los Estados del mundo en general, es que en sus presupuestos se comience a privilegiar la inversión en ciencia y tecnología.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com