Urge diversificar la matriz energética

Crece la demanda y se dificulta la transmisión de la energía hacia los grandes centros de consumo

Electricians on High Voltage

En los últimos años el tema energético en Panamá se ha convertido en un reto para el país, la estrechez entre la demanda y la oferta obligó al gobierno pasado a tomar medidas forzosas de ahorro, sin embargo, aunque la situación ha mejorado un poco, se están haciendo planes para realizar  ajustes que puedan atraer nuevas  inversiones.

La generación eléctrica es un recurso limitado. El consumidor (hogares, comercios, instituciones públicas y demás usuarios), deben utilizarla en forma eficiente, es decir, gastar lo que realmente necesitan.

Para Fernando Aramburú Porras, ex presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (Apede),  el principal problema que está confrontando el sector energético en Panamá, es la falta de capacidad de generación eficiente frente a la creciente demanda de energía en la ciudad capital y alrededores, aunado a los problemas de  transmisión de la energía hidroeléctrica del Oeste del país durante la estación lluviosa.

Aramburú Porras recomienda  mejorar  la eficiencia energética  y trabajar  en las interconexiones con Centroamérica y Colombia que también robustecería el sistema.

En tanto, Aldo López, gerente de Panam Generating, sostuvo que el problema está en la falta de inversión en el sector eléctrico, por lo que no se han realizado las contrataciones con la debida anticipación.

Las plantas no se instalan de un día para otro, se requiere un mínimo de cinco a seis años para que una hidroeléctrica empiece a funcionar y tres años para que lo haga una térmica. No se tiene una visión a largo plazo, y así no puede funcionar un mercado libre, advirtió.

Igualmente sostuvo que se deben despolitizar las instituciones del Estado que regulan el mercado, porque la contratación de energía eléctrica no se puede mezclar con la política, debido a que es una receta desastrosa.

Sobre a la recién alza del precio de  la energía eléctrica, dijo que el efecto va a ser, más inflación, y los productos y servicios serán más caros para todos, mientras que los subsidios están mermando obras que el Estado podría estar ejecutando.

Por su parte, Gabriel Díez, expresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), advirtió que Panamá tiene un atraso en la instalación de la Tercera Línea de Transmisión de Energía desde las principales generadoras hidráulicas, ubicadas en el occidente del país, y abogó porque se inicie la Cuarta Línea, ya que a la vuelta de cinco años tendremos el mismo problema.

La falta de esa Tercera Línea ha provocado  que no se pueda aumentar la distribución de energía, pese a existir la capacidad instalada para la generación, sostuvo.

Miguel Bolinga, gerente general de AES Panamá, explicó  que  es importante diversificar la matriz energética de Panamá, ya que en la actualidad el Producto Interno Bruto (PIB) del país va desde 5,5% hasta 6,8% y se sabe que el país va a seguir creciendo alrededor de un 5,5% y un  5,8%, y algunos menos conservadores dicen que puede llegar hasta 8%.

Cuando se tiene ese crecimiento la demanda de generación sigue subiendo, y prueba de ello es que el año pasado subió un 6%, pese a que tuvimos tres meses de ahorro energético y el  crecimiento  de la demanda podría ser aún mayor, dijo Bolinga.

Agregó que la matriz energética de Panamá depende de hidro en un 59%, de diésel  un 20% y de bunker en un 15%.

Indicó que esto es una combinación perfecta para que pueda ocurrir una situación incómoda en cuanto a precios altos de energía o ahorros energéticos.

Detalló que sí  ocurre lo mismo que  en los últimos años,  donde se ha registrado  una amplia sequía que ha afectado la  generación hidroeléctrica,  automáticamente lo va a cubrir el diesel o el bunker.

Si tenemos el diésel y el bunker alto como los dos últimos años subirá el precio en el mercado spot, porque entrarán a  funcionar las plantas menos eficientes, explicó.

Mencionó que en estos momentos ocurre una cosa contraria, hay precios bajos y se tienen los embalses llenos, pero eso no va a permanecer   todo el tiempo así, y es por eso que la matriz energética debe de cambiar.

Tenemos que introducir  gradualmente gas, carbón, energía  eólica, solar. Las dos últimas son bien importante porque son renovables, tienen precios bastantes aceptables,  y aunque no van a cubrir lo que necesita la demanda del país, podrían ayudar, sostuvo.

Según la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A. (Etesa), el sistema de transmisión actual presenta déficit de reserva en el sistema y restricción en la capacidad de transmisión, desde Chiriquí y Bocas del Toro (occidente) hasta Panamá (oriente), durante la estación lluviosa. Esta situación obliga el empleo de generadores térmicos que ocasionan  mayores costos y contaminación.

Para optimizarla se tiene proyectado en el corto plazo, el inicio de operaciones de la Tercera Línea Transmisión (occidente-oriente) en  el 2016.

Para evitar futuros déficit en la capacidad de transmisión a largo plazo, la actual administración tiene previsto para febrero de 2020, poner en operación la cuarta línea de transmisión (occidente oriente), considerando la generación de las centrales Chan II y Bocatérmica.   

Leoncio Vidal Berrío M.
lberrio@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL