Urge formar más personal bilingüe

La suspensión de English for Life produjo un bache

DSC05460 web

La industrial de centros de llamadas (call centers) y la llegada de más de 100 sedes regionales de multinacionales al país, atraídas por el crecimiento que la economía panameña  ha registrado durante la última década, y cuyo incremento del Producto Interno Bruto (PIB) se estima en un 6% para el 2015, el mejor de la región Centroamericana, ha superado la oferta de recurso humano que domina el idioma inglés.

Por ello es urgente que la estrategia para que más panameños, especialmente los jóvenes sean bilingües, tiene que ser parte de la agenda de Estado del país y con visión de largo plazo.

En este contexto, un ejemplo a seguir es Filipinas donde los call centers en vez de disputarse el recurso humano con dominio del inglés, junto al Gobierno impulsaron un campaña agresiva de educación y los frutos ya son tangibles.

El presidente para América Latina de Expert Global Solution, Inc (EGS), Miro Batista, dijo a Capital Financiero que compartió con el presidente de la República, Juan Carlos Varela, la necesidad de acrecentar la formación de más panameños en el dominio del idioma inglés en beneficio del desarrollo económico del país.

Batista recordó que con la salida de los estadounidenses del territorio nacional, el  31 de diciembre de 1999, el país quedó con una oferta de recurso humano bilingüe que ha sido contratada por sectores económicos como la hotelería, multinacionales y los centros de llamadas.

EGS  es propietario  del centro de llamadas Star Contact, principal proveedor de América Latina de servicios subcontratados, fundado por el panameño Joseph Fidanque III (hoy gerente general de Tocumen S.A.), el cual fue adquirido en diciembre de 2006 por NCO Group, Inc.

Debido a que la empresa ha tenido varios nombres en los últimos años, los ejecutivos de EGS en Panamá ejecutan un programa de acercamiento con los medios de comunicación con la finalidad de promover la formación bilingüe y de posicionar la marca entre los panameños.

Entre los años 2005 y 2006 la competencia por el personal bilingüe arreció con la llegada de jugadores fuertes como Sitel y Nars, entre otros. Además de empresas globales como es el caso de Dell, HP y Caterpillar.

Batista manifestó que la industria de call centers emplea en Panamá entre 19.000 y 20.000 personas y  EGS en la temporada de mayor demanda de sus clientes genera hasta 3.000 plazas de trabajo.

La mayoría de nuestros clientes pertenecen al sector retail y su mayor actividad se registra los  fines de año, agregó.

EGS cuenta con tres complejos, dos en Juan Díaz (ciudad capital) y uno en Panamá Oeste (Arraiján) y su fuerza laboral va de 2.500 a 3.000 colaboradores.

Un colaborador de EGS dependiendo del nivel de inglés que tenga y las compensaciones variables por desempeño puede ganar entre $600 y más de $1.000 mensuales, manifestó el presidente para América Latina.

Batista reconoció que la fuerte competencia por el recurso humano bilingüe ejerce presión sobre los costos para la industria y por ello, reiteró la necesidad de formar a más personas en el idioma inglés.

Durante la pasada administración gubernamental  (Ricardo Martinelli), fue suspendido el programa English for Life y se produjo un bache en la educación del idioma inglés que beneficiaba a miles de jóvenes que hoy alcanzan  la mayoría de edad.

Por su parte, el gobierno actual lanzó en 2014 el programa Panamá Bilingüe con el objetivo de capacitar en el quinquenio a 25.000 educadores y a 100.000 estudiantes de premedia y media, y a 160.000 de educación inicial y básica. Sin embargo, los frutos tangibles del programa se verán en la próxima década.

En Panamá, el marco legal que contiene los beneficios y condiciones para los call centers es la Ley 32 de 2011 de Zonas Francas, cuyo artículo 70 indica que las personas naturales o jurídicas que tengan una Concesión de la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) para la prestación del Servicio de Centros de Llamadas para uso comercial en concepto de llamadas internacionales quedan sujetos a los beneficios establecidos en la referida Ley.

Además, estas empresas deben inscribirse en el Registro Oficial de Zona Franca como Empresa de Servicios de Centros de Llamadas para Uso Comercial en la Secretaria Técnica de la Comisión Nacional de Zonas Francas del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici).

La Ley 32 indica que los call centers estarán libres de impuestos directos e indirectos, contribuciones, tasas, derechos y gravámenes nacionales y sujetos a los demás beneficios establecidos en la Ley de Zonas Franca en relación con la actividad realizada, salvo la tasa cobrada por la Asep.

Situación regional

Según medios centroamericanos como La Prensa de Honduras y la revista regional Estrategia y Negocios, además de la firma Aspect Software citada por TyN Magazine, han reportado que la industria de call centers en Guatemala emplea a más de 57.000 personas, en Costa Rica a más de 45.000 y en Honduras más de 25.000 trabajadores. 

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia