Uso de software sin licencia es alarmante en Panamá

Uso de software sin licencia es alarmante en Panamá

El porcentaje de software sin licencia instalado en las computadoras es del 72%, señala un estudio de BSA

1DA

Los daños ocasionados a las organizaciones por los ataques cibernéticos son difíciles de valorar, pero una investigación de IDC estima que los mismos superaron los $400.000 millones en 2015 indica el estudio Aprovechando las oportunidades a través del cumplimiento de licencias publicado por The Software Alliance (BSA, por sus siglas en inglés).

Además del impacto financiero, las empresas pueden dañar su reputación y perder la confianza de sus clientes, incluso solo un ataque cibernético exitoso, puede provocar graves daños a la reputación y credibilidad de una empresa, sostiene el Informe sobre las amenazas para la seguridad de Internet de Symantec del 2016.

A juicio de BSA, un primer paso para confrontar la ciberseguridad es mirar hacia adentro.  Las empresas deben comprender lo que ha sido instalado en sus propias redes y  deben asegurarse que el software ejecutado en sus redes sea legítimo y con licencia completas.

Entre las principales tendencias y hallazgo, el reporte de mayo 2016 menciona: 430 millones de nuevas unidades de software maliciosos se descubrieron en 2015, un 36% más que en 2014. Las organizaciones sufren algún tipo de ataque de software malicioso cada siete minutos y en 2015 se robaron o perdieron más de 500 millones de registros de información personal a través de violaciones de datos.

A nivel mundial el uso de software sin licencia registro un leve descenso de 43% a 39%. La encuesta de 2016 de BSA mostró que el 60% de los consumidores y trabajadores identificaron las amenazas a la seguridad de software malicioso como uno de los motivos principales para evitar el uso de software sin licencia.

A la vez se indica que, incluso en ciertas industrias claves: Bancos, seguros e intermediación bursátil, donde se esperaría un control más riguroso del ambiente digital, se descubrió que la tasa global de software sin licencia es del 25%. El 49% de los CIO identificaron que las amenazas de seguridad del software malicioso es un gran peligro que emerge del software sin licencia.

Situación en Panamá

Y sobre la situación en el territorio panameño, BSA informó que una nueva investigación Global de Software reveló que los usuarios de computadoras en Panamá utilizan software sin licencia a un ritmo alarmante.

El estudio Aprovechar oportunidades a través de la observancia de licencias indica que en Panamá, el porcentaje de software sin licencia instalado en las computadoras fue del 72% lo que representa que ha sido uno de los países de la región que ha mantenido el mismo porcentaje en los últimos seis años, demostrando que no se han hecho grandes avances en materia de educación y concientización en computación en la nube y correcto uso del programa interno de gestión de activos de software (SAM, por sus siglas en inglés).

Entre los aportes de SAM a la empresa, Deloitte destaca: Conocimiento, predictibilidad, eficiencia, valor, control, seguridad, seguimiento y reporte.

Para la presidenta y directora ejecutiva de BSA, Victoria Espinel, el informe resalta que es imperativo para una empresa conocer el software que se utiliza en su red, debido a que muchos directores de informática no conocen el alcance del software implementado en sus sistemas o si ese software es legítimo.

Por otro lado, BSA señaló que los gobiernos continúan haciendo avances significativos en relación con la mejora del entorno legal y normativo de la computación en la nube en todo el mundo. Sin embargo, existen excepciones importantes en muchos países que amenazan con impedir el crecimiento económico de esos mercados.

El Global Cloud Computing Scorecard que clasifica la preparación para la computación en la nube en 24 países que representan el 80% de los mercados de tecnología de la información indica que casi todos los países han hecho mejoras saludables en sus entornos de políticas desde el lanzamiento de la Scorecard de BSA en el 2013.

Pero sostiene que la estratificación entre los grupos de países con logros mayores, intermedios y menores se ha ampliado, lo que ha dado como resultado que los países con logros intermedios se estanquen aún cuando los países con mayores logros continúan puliendo sus entornos de políticas.

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia