Venta de acciones del Estado en CWP debe darse a través de la BVP

Venta de acciones del Estado en CWP debe darse a través de la BVP
Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta de la ABP considera que valdría la pena evaluar si este es el mejor momento para que el Estado panameño venda su participación accionaria en CWP| Archivo

Aunque el presidente de la República, Juan Carlos Varela, ha preferido no referirse a la posibilidad de vender la participación accionaria del Estado panameño en Cable & Wireless Panamá (CWP), especialistas en temas financieros consideran prudente evaluar esa posibilidad, debido a los altos precios que han pagado diversas empresas multinacionales para adquirir las operaciones de telecomunicaciones en el mercado local, llegando a sugerir incluso la posibilidad de realizar esta transacción, ya sea total o parcialmente, a través de la Bolsa de Valores de Panamá (BVP).

Al ser abordado sobre la posibilidad que se ha abierto en los últimos meses para que el Estado panameño pueda vender el 49% de las acciones de CWP que están en su poder desde 1997 cuando se “privatizó” el Instituto Nacional de Telecomunicaciones (Intel), el presidente Varela aclaró que, a tres meses de concluir su mandato, no considera su tarea llevar adelante una iniciativa de este tipo.

De hecho, el mandatario panameño se limitó a señalar que espera que los accionistas de las empresas que se han vendido recientemente cumplan con la ley y paguen los impuestos correspondientes.

Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) y de Banistmo, considera que tomando en cuenta los altos precios en que se han vendido algunas empresas de telecomunicaciones que operaban en el mercado local, valdría la pena evaluar si este es el mejor momento para que el Estado panameño venda su participación accionaria en CWP.

Una evaluación importante ya que según los resultados financieros y operativos del período que concluyó el 31 de diciembre de 2018, entre los que destaca haber recibido un total de $601 millones en ingresos y $73 millones de ganancias brutas antes de Intereses, Impuestos, Depreciaciones y Amortizaciones (Ebitda, por sus siglas en inglés).

No obstante, aclaró que, así como hay que determinar si se vende o no, también es importante evaluar cómo se podría ejecutar esa venta, ya que una opción que podría ser interesante para el Estado panameño es colocar la totalidad o una parte significativa de las acciones de CWP en el mercado local, a través de la BVP, de forma que los inversionistas locales tengan la oportunidad de invertir en un activo de la economía real.

Sentmat de Grimaldo destacó que tal como se ha dado en otros países de la región, especialmente en Colombia con algunas empresas de servicio público, también se podría establecer un paquete para que los ciudadanos puedan comparar un número determinado de acciones, con el fin de democratizar el capital de la empresa y permitirles experimentar una nueva forma de ahorro.

Por su parte, el empresario y ex presidente de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede), Felipe Rodríguez, calificó como un éxito el proceso de “privatización” desarrollado en el país durante la década de los 90, en el que se preservó una importante participación del Estado en algunas empresas de servicio público cuyo control operativo pasó a manos de empresas privadas, por lo que considera que aún cuando existe la posibilidad de obtener un alto precio por la acciones de CWP en manos de la República de Panamá, lo prudente sería vender solo una parte de estas acciones y no la totalidad.

Sin embargo, Rodríguez coincidió con la señora Sentmat de Grimaldo en que esa participación accionaria que podría ponerse a la venta debe colocarse en el mercado a través de la BVP y en que una parte de ella debe venderse a pequeños inversionistas locales de forma que se democratice el capital de CWP y que los panameños puedan desarrollar un conocimiento directo de cómo funciona el mercado bursátil y pueda adoptarlo como mecanismo para invertir sus ahorros, pero siempre teniendo en cuenta los riesgos propios que acompañan a este tipo de inversiones.

El dirigente empresarial destacó que la reducción de la participación accionaria en CWP reducirá el conflicto de interés que le genera al Estado ser socio de una empresa de telecomunicaciones y al mismo tiempo regular el mercado, pero además permitirá destinar los dineros resultantes de la venta al Fondo de Ahorro Panamá (FAP), el cual lleva años sin recibir ninguna inyección económica a pesar de los beneficios que rinde al país. 

Por su parte, Santiago Fernández, especialista en inversión en los mercados financieros, considera que “la mejor opción para verderlas al público panameño se dejó pasar hace más de cinco años, cuando el rendimiento por dividendo era superior al 6% del precio que se podían vender al público, donde el Estado recibiría unos $300 millones, mucho antes de que Cable & Wireless, PLC, en Londres, fuera vendida al nuevo operador. 

“Si se hubiera llevado al menos el 15% de las acciones vendidas a los panameños que cotizara en la BVP no solo hubieran recibido los dividendos en efectivo, sino que, además cuando se diera la venta del holding operador las acciones aqui habrían tenido un valor similar al precio que vendieron el paquete del operador, es decir, habrían subido, favoreciendo a los panameños y al dividendos pagados a los accionistas, fondos que al estar en manos del Estado no recibe”.

No obsante, recordó que para vender en un proceso de democratización de capital se requiere “voluntad política” para darle acceso a los panameños del capital de las empresas y no mantener esas acciones en manos del Estado, que es controlado por el gobierno de turno”, por lo que expresó su esperanza en que “la próxima administración tenga una visión progresista e inclusiva para que venda todas las acciones a través de la BVP a los panameños”.

Aunque aclaró que toda venta pasa por una Ley que implica venderle primero un porcentaje al socio en la operación de la empresa CWP, que en este caso sería Liberty Latin América y luego vender. 

“Yo pienso que esta pregunta sería ideal que se la hicieran a todos los candidatos a ver que dicen”, concluyó Fernández.  

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias