Venta de seguros no admitidos supera los $40 millones

Venta de seguros no admitidos supera los $40 millones
Empresas extranjeras comercializan de forma ilegal pólizas de vida y salud| Archivo

Las aseguradoras que operan en el país están dejando de percibir entre $40 millones y $45 millones al año, debido a la venta de “seguros no admitidos”, por parte de empresas extranjeras que se dedican a esta actividad, sin la autorización y regulación de la Superintendencia de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp).

La secretaria ejecutiva de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apade), Esilda de Camacho, manifestó que no sólo las empresas aseguradoras se ven afectadas por la contratación de pólizas no registradas en el país, sino también  los que adquieren estas pólizas, que mayormente son de vida y de salud (gastos médicos mayores), los dos ramos más sensibles para la población.

De Camacho indicó que se han dado muchos casos de personas que compran pólizas a través de Internet o de alguna persona y  a la hora  de presentar un reclamo no saben a dónde acudir.

La dirigente indicó que  las personas que adquieren este tipo de pólizas, que normalmente  son altas, quedan en el aire porque la Ssrp no puede hacer nada al respecto.

Destacó que no es un tema nuevo, sino que hoy es más visible, porque los diferentes mercados de seguros han incrementado sus regulaciones y la protección  a los consumidores.

Por su parte, Luis Young Virzi, vicepresidente ejecutivo de la aseguradora WorldWide Medical, dijo que se trata de pólizas que no están previamente aprobadas ni reguladas por la Ssrp y añadió que  “vemos con frecuencia a compañías no admitidas realizando ofertas de seguros y vendiendo en este país”.

Indicó que en  el ramo de salud se podría estar hablando de entre $40 millones y $45 millones que se comercializan en pólizas no admitidas, un dinero que deja de ingresar a las compañías panameñas y del cual el fisco no recibe un céntimo.

Las pólizas pueden ser comercializadas hasta en un 50% menos, tomando en cuenta que estas empresas no tienen que hacer frente a ningún requerimiento que exige la Ley como el establecimiento de un capital mínimo para operar, donde el 50% se debe invertir en instrumentos panameños, lo que permea a otros sectores de la economía.

También afecta la generación de empleo y las inversiones en infraestructuras hospitalarias, precisó Young Virzi.

El artículo153 de la Ley 12 de Seguros establece la obligatoriedad de contratar  pólizas a compañías autorizadas y la única excepción que se contempla es el que caso que el seguro no se brinde en Panamá.

De un total de 20 empresas aseguradoras que forman parte de la Apadea, 13 de ellas ofrecen y comercializan pólizas de salud con diferentes costos y deducibles.

Esta Ley también establece en el artículo 276  que tanto las empresas como las personas que contraten o vendan cualquier seguro sobre bienes y personas de compañías no autorizadas para operar en el país quedarán sujetas a un multa igual a  10 veces el valor de la prima anual.

Young Virzi expresó que la ley, además de las sanciones monetarias, debiera inhabilitar al corredor de seguro o al intermediario que se dedique a esta práctica.

Expresó el ejecutivo que hay que educar a la población sobre el tema, y en ese sentido, añadió que la Ssrp ha dado un paso inicial correcto, ya que realizó una campaña a  través de los medios donde informaba  a la población de los riesgos de tomar una póliza no admitida.

De acuerdo con Young Virzi, el tema es complejo, por lo que “debe resolverse con  educación, pero también debe tener una responsabilidad el intermediario que ofrece estos seguros en el país, ya que en la medida que seamos eficientes haciendo ambas cosas,  vamos a  minimizar la cantidad de pólizas que se vendan de manera ilegal”.

Por su parte, Rosa Elena González, presidenta de la Cámara Panameña de Corretaje de Seguro, expresó que en muchas ocasiones las personas que se dedican a vender este tipo de pólizas no están autorizadas, por lo que no cuentan con ningún tipo de fianza para hacerle frente a  reclamos por algún mal asesoramiento.

González dijo que muchas de estas empresas  que venden pólizas brujas, pueden tener el nombre de una empresa famosa, pero en realidad  está ubicada en una isla del Caribe o en un paraíso fiscal, por lo que no se sabe qué respaldo tiene.

Manuel Luna G.
mluna@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias