Vinos finos: Exclusividad, rentabilidad y tradición

Vinos finos: Exclusividad, rentabilidad y tradición

Raúl Serebrenik Ghitis

Para Capital

El consumo de vinos se remonta más allá de la historia escrita, surge con la misma civilización de oriente y gracias a los extraordinarios poderes de conservación del vino de buena calidad, sumado al descubrimiento del corcho comprimido a finales del siglo XVII,  que permite que los vinos guardados en barril, duren mucho más embotellado, surge la idea de la inversión en vinos.

Comprar y vender vinos finos y sofisticados con la opción de invertir y realizar un plan de bodegaje fue un tema de tradición y cultura de grupos exclusivos de amantes del buen vino, heredado de Europa, que hoy en día se convierte en una de las inversiones más seguras y rentables en Asia y América.

Wine Cellar Investment, es la firma que ha desarrollado el concepto de inversión en vinos finos para América Latina, con oficina principal en Colombia, porque su ubicación geográfica, le permite tener un radio de atención en toda la región, realizando un análisis histórico y proyecciones individuales, al seleccionar los mejores viñedos, en las mejores regiones de Europa que permiten clasificar ciertos vinos como los mejores en términos de sofisticación e inversión.

El almacenamiento correcto de un vino fino requiere de condiciones óptimas necesarias para la protección y mantenimiento de cada una de las botellas conservadas, así una vez los consumidores destapan la botella encuentran un producto en óptimas condiciones,

Una vez se realiza la inversión, se selecciona el portafolio de vinos, cuyo  proceso de bodegaje es perfecto en términos de: Seguridad, humedad, temperatura, calidad del aire, luz, vibración, integridad y control permanente, bajo procesos altamente controlados.

El portafolio de vinos adquirido con la asesoría de Wine Cellar Investment es asegurado a valor de reposición con una firma aseguradora de primer nivel en el mundo. En el tiempo la inversión en los vinos supera en términos de rentabilidad y riesgo otras inversiones más comunes, por lo que es más estable.

 

Ventajas de la Inversión en vinos

Wine Cellar Investment, especializada en la gestión y manejo de activos con un proceso de monitoreo permanente, analiza las razones por las cuales invertir en vinos puede convertirse en una buena opción para inversionistas privados, asesores financieros y clientes institucionales.

Los vinos finos se consumen cada día en todo el mundo. Cada corcho que se quita es una botella menos en el mercado. Incluso si quisieran, los productores de Burdeos no podrían aumentar la producción para satisfacer la demanda adicional ya que existen límites en la producción que están consagrados en el derecho francés y estrictamente aplicados para preservar la calidad, lo que significa que la rareza está asegurada y al ser cada vez más exclusivo su precio tiende a aumentar.

El vino fino es un activo físico y, como tal, le ayudará a reducir la exposición a las fluctuaciones del mercado de valores y los cambios de tipos de interés. Esto es bastante favorable ya que detrás de la inversión hay un activo real y tangible, el cual además está asegurado. Todo esto le proporciona a la inversión un nivel de riesgo menor y le otorga al inversionista un grado de confianza y seguridad superior.

Actualmente, los precios de vinos finos son firmes y en aumento mientras que los mercados de valores y mercados inmobiliarios han tenido un comportamiento mucho más inestable. Sin olvidar nuevos fuertes consumidores como India y China, quienes aumentaron el año pasado su importación de vinos finos en aproximadamente un 80% con respecto al año anterior.

El vino fino como inversión ha otorgado mayores rentabilidades que otras inversiones más comunes al observar diferentes plazos de inversión. En la gráfica anterior, se analiza cómo a mayor plazo los vinos finos han ofrecido mayores rentabilidades que otras inversiones más típicas. La línea del Liv-Ex Fine Wine 50 sobrepone aquella del oro en términos de rentabilidad, más no en términos de riesgo ya que la volatilidad de los precios de los vinos finos es mucho menor que la del oro, encontrándose el vino en una posición bastante más favorable. Adicionalmente, son observables las rentabilidades superiores que han venido ofreciendo los vinos  más exclusivos en términos de sofisticación, retornos y riesgo  en los que se puede invertir a través de Wine Cellar Investment como lo es el Chateau Lafite-Rotschild.

Más informaciones

Comente la noticia