Wei Qiang: China y Panamá están destinados a ser socios naturales

Wei Qiang: China y Panamá están destinados a ser socios naturales
Panamá ha dado a conocer el valor de sus productos en distintas ferias comercialesArchivo

Para Wei Qiang, embajador de la República Popular China en Panamá, el 21 de octubre es un día memorable.

Hace tres años de un día como hoy, “madrugué por primera vez en Panamá como embajador de China, acreditado en este hermoso país”.

Cuatro meses antes, en junio 2017, Panamá establecía relaciones diplomáticas “con el vehemente deseo de construir una relación de asociación, cooperación y ganar en procura de la meta del desarrollo común”, precisó.

El embajador Wei Qiang, destacó que un segundo motivo de satisfacciones, a propósito de este día, fue la posibilidad de participar, y dar apertura al Foro organizado por Capital Financiero y Connectax, China y las oportunidades de negocios en la economía post COVID-19.

El evento tuvo lugar este miércoles 21 de octubre, moderado por Hitler Cigarruista, director de Capital Financiero y con el patrocinio de la Embajada de la República Popular China en la República de Panamá.

El embajador dijo estar convencido que China y Panamá, “están destinados a ser socios naturales para realizar entre ellos buenos negocios, y generar beneficios para ambas partes, dada la extraordinaria posición geográfica de Panamá que irradia al resto de la región”.

Al realizar una evaluación de estos tres años, dijo que “el flujo comercial ha registrado continuos y muy fuertes crecimientos entre China y Panamá”.

Señala que en materia de volumen, y de acuerdo con datos estadísticos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), fue China “el primer socio comercial de Panamá”.

Cabe mencionar, agregó, que esta tendencia al alza de nuestro comercio bilateral, presenta una connotación favorable desde el punto de vista de la balanza comercial, con el aumento de exportables panameños: carne, productos acuáticos o mineral de cobre.

De esta forma, argumentó, se revirtió la tradicional dirección y sentido de este intercambio bilateral, todavía con un margen modesto.

“El mercado chino es dinámico y sobre todo grande, amplio, y de creciente profundidad en términos de capacidad adquisitiva, conforme va aumentando la cantidad de gente consumidora tipo clase media”, detalló.

Analizó que este escenario se ve todavía más robustecido “por la resuelta política de apertura con la cual el gobierno chino está comprometido, en línea con su esfuerzo por promover la globalización económica en una dirección de más equidad, inclusión y beneficios generalizados, siempre abogando a favor de la liberalización y facilitación comercial”.


Puedes ver el video nuevamente aquí

En Vivo – China y las oportunidades en la economía post Covid-19


China y Covid-19

El embajador Wei Qiang reconoció que el mundo se enfrenta con tiempos difíciles, de crisis económica y una circunstancia socio económica inédita.

Dijo que China, aun cuando fue la primera víctima de la pandemia, como segunda economía global, y con su capacidad de resiliencia, puede impactar al resto del mundo.

Argumentó que la reacción china frente al covid-19 se ha fundamentado en la filosofía “ del Estado chino de poner la vida humana y la seguridad en el sitial más sagrado, al adoptar las políticas públicas correspondientes, cueste lo que cueste en términos económicos”.

Dijo que fueron las medidas más drásticas “y jamás vistas en los 70 años de vida de la República de China”, con cierres herméticos de las fronteras, la disciplina de sus ciudadanos y la inversión de recursos “sin escatimar ese esfuerzo en términos de brindar recursos humanos y materiales para salvar vidas”.

El primer semestre cerró en China con una contracción en su economía del -6.8%,   “la primera caída en más de 40 años”.

“Frente a este cuadro desolador, el gobierno chino no se desanimó; se mantenía optimista y confiado en la recuperación postcovid” relató el embajador.

De hecho, en el segundo trimestre la economía china repuntó al 3.2% y al cierre del tercer trimestre, refleja una tasa de 4.9%, “revirtiendo así el crecimiento chino de negativo a positivo. Creo que es el primer caso entre las economías principales del mundo”, detalló.

Comentó que el sector alimentos siempre mantuvo una tendencia positiva, con un crecimiento positivo incluso en el primer trimestre, al reflejar 3.5%.

“Las reservas alimentarias chinas lucen robustas y esto reviste un significado para la estabilidad social y económica de la nación más poblada del mundo”, dijo el embajador.

Señaló que el sector financiero se mantiene en una posición fuerte, así como los llamados sectores emergentes, “con los nuevos motores del comercio electrónico y manufacturas de alta tecnología”.

También, “las optimistas expectativas empresariales, nacionales y extranjeras, van en mejora con respecto a China”.

En síntesis, subrayó que la economía china mantiene buenas perspectivas de continuo desarrollo y se presenta con buena viabilidad de crecimiento del consumo, en condiciones de la nueva normalidad.

Anunció que “el gobierno chino ha adoptado medidas destinadas a potenciar el intercambio y la cooperación con el resto del mundo, América Latina y el Caribe incluidos”.

En el caso de Panamá, destacó la apertura a productos de calidad como la piña, el café, la carne y la coiba, “con buena perspectiva respecto a carne avícola y carne porcina”.

Reiteró que no se puede perder la confianza en la resiliencia humana como condición para superar la crisis.

El TLC no es la única vía

Any Lam Chong, ex representante permanente en la Oficina de Desarrollo Comercial de Panamá en la República Popular China y quien participó de manera directa en el proceso de establecimiento de relaciones diplomáticas entre Panamá y China, ofreció, a título personal y en función de materiales que son de consulta pública, una mirada general a los acuerdos comerciales vigentes entre Panamá y la República Popular China.

Detalló los memorandos vigentes que han permitido auspiciar el comercio, la inversión, intercambiar información con respecto a ferias, profundizar la cooperación agrícola, impulsar la cooperación en Zonas Económicas y Comerciales, así como a Panamá como Destino Turístico Aprobado.

De igual modo, estos memorandos han permitido el desarrollo de medidas y requisitos sanitarios y fitosanitarios para la exportación o importación de productos de origen animal y vegetal.

En relación con el Tratado de Libre Comercio (TLC), la analista internacional recordó que el 16 de enero de 2018 inició el estudio de factibilidad para explorar la posibilidad de negociarlo.

Es el 12 de junio de 2018 cuando se lanza de manera oficial la negociación de un acuerdo comercial que deriva en cinco rondas de negociaciones, la última celebrada del 24 al 26 de abril de 2019 en Beijing.

Reconoció que “la mesa de negociación tiene nuevos jugadores y ha sido golpeada por la pandemia y la prioridad no es ahora un acuerdo comercial”.

En mi opinión personal, reflexionó, el gobierno está enfocado en buscar la cooperación mutua con China en temas de salud, el agropecuario, el educativo y el tecnológico.

Al respecto considera que existen oportunidades de negocios usando otros acuerdos, así no sea el TLC, además de aprovechar la aprobación de los protocolos sanitarios vigentes.

Subrayó, además, que las plataformas tecnológicas chinas abren nuevas oportunidades de negocios que es preciso explorar.

El futuro de las exportaciones

Rosmer Jurado, expresidente de la Asociación Panameña de Exportadores (Apex), al ofrecer un panorama general de las exportaciones panameñas durante 2019 (Ver: cuadro Exportaciones de Panamá, principales productos), destacó que el año pasado fue el banano el gran ganador al liderar los envíos.

Rubros como el café, con productos de nicho y diferenciales, también han permitido consolidar la marca país.

Recordó que la estadística oficial no incluye la reexportación a través de las zonas francas, aun cuando estas plataformas se utilicen para generar exportaciones hacia otros mercados.

En 2019, se logró una cifra récord de $1,200 millones en exportaciones, de manera fundamental asociada a la exportación de concentrado de cobre, con destino al mercado de China.

“La exportación de servicios ha sido nuestro fuerte, pero ahora estamos viendo que hay un potencial para la exportación de bienes”, señaló.

El expresidente de Apex reconoce que 2020 se pronosticaba como un año espectacular para las exportaciones, pero la pandemia revirtió este escenario.

En el caso de las exportaciones hacia China, lideraba la harina de pescado (Ver: Exportaciones a RP China por rubro).

Si embargo, la entrada de Panamá en la minería, y en concreto las exportaciones de concentrado de cobre, dispararon las exportaciones hacia la nación asiática (Ver: Exportaciones a República Popular China con cobre).

De hecho, destacó, la tradicional participación de Estados Unidos, Holanda y la Unión Europea quedaron en un segundo y tercer lugar en el momento que Panamá incorpora la venta de cobre.

En perspectiva, Jurado señala que en el intercambio comercial con China, los alimentos tendrán una amplia demanda.

Ya están aprobados los protocolos para la carne bovina, pescados (cobia y barrilete), piña, banano y carne de cerdo.

En proceso se encuentran, productos acuáticos (faltan certificar las plantas) y aves (por firma de protocolo).

De igual modo, el expresidente de Apex reiteró un tema siempre vigente en la agenda del sector productor e industrial panameño: posicionar al país como hub regional de alimentos y así emular experiencias exitosas como las del hub logístico, aéreo y bancario.

Esta idea se conecta con el  Régimen Especial para el Establecimiento de Empresas Operadoras y Desarrolladoras de Agroparques que aspira a emplear insumos locales y regionales, aportar valor agregado y aprovechar la fortaleza del sector logístico panameño como plataforma de exportación hacia los distintos mercados.

José González, especialista en temas financieros y de inversión, reconoció que los resultados de China al tercer trimestre demuestran resiliencia.

“China podría crecer casi el 2% este año. Es el único país que crece en el mundo”, afirmó.

Advirtió que la economía global decrecerá 4.4%

En el caso de América Latina, razonó, el impacto de la crisis demuestra que no es solo qué hizo o dejó de hacer; en realidad es reflejo de condiciones previas y significan retos más grandes hacia adelante.

En el caso de Panama, dijo que en la relación con China el tema de la agroindustria es clave para Panamá, así como su ubicación estratégica en el contexto de la nueva Ruta de la Seda.

Alex Neuman, especialista en temas de tecnología y presentador del programa Vida Digital, al evaluar los avances tecnológicos de China y, en concreto, el impacto del 5G en la vida y la economía real, fue más allá: ya China está trabajando en 6G.

La nación asiática analiza desde ahora los casos de uso y cuáles rubros se podrán beneficiar con aumento de velocidad, capacidad y tecnología, así como los estándares de esta tecnología.

Por lo pronto, destacó el experto, el 5G permitirá lograr una cuarta revolución industrial donde todo estará interconectado de manera inalámbrica.

Reconoce que algunos empleos desaparecerán, pero se abrirán nuevas oportunidades laborales en las áreas de soporte, programación, diseño y comercialización.

China, destacó, no es la primera en montar 5G “pero sí en hacerlo de manera comercial, a gran escala” y, por tanto, este conocimiento puede beneficiar a Panamá que ya ha liberado varias frecuencias para esta tecnología prometedora.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com