¿Y ahora qué?

¿Y ahora qué?

Los panameños estamos obligados a realizar los estudios de factibilidad y los diseños conceptuales de este proyecto porque no nos podemos correr el chance de que el Canal de Panamá se quede obsoleto

Administración

La historia de la joven República de Panamá sin duda se divide en dos momentos, el primero fue la lucha generacional por la recuperación del Canal y el desmantelamiento del enclave colonial estadounidense conocido como Zona del Canal y el segundo, se inició sin duda alguna a las 12:00 medio día del 31 de diciembre de 1999 cuando EE.UU., en cumplimiento de los Tratados Torrijos-Carter, transfirió la vía acuática a manos del gobierno panameño.

Esto significa que la ampliación del Canal es, o debe ser, tan solo un hito en la historia postmoderna de Panamá. Es decir, que los panameños debemos tener la mente y el espíritu abierto a la posibilidad no solo para explotar los nuevos negocios que se puedan desprender de la expansión de la vía toda agua, sino también de la oportunidad que representa para el país el hecho de que la industria naviera internacional siga apostando a la construcción de barcos cada vez más grandes en busca de economías de escala que han más rentable el negocio de transporte marítimo de carga.

Así las cosas, la respuesta a la pregunta ¿Y después de la ampliación qué? no es una sola.  La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) tiene en su cartera de negocios potenciales la construcción de un puerto de contenedores con capacidad para manejar 5 millones de TEUs al año en el sector de Corozal, un puerto para el manejo de carga rodante (ro-ro) en el sector del Pacífico y una planta de almacenamiento de Gas Natural Licuado (GNL) con fines de distribución regional de ese combustible.

Es evidente que con barcos cada vez más grandes el país debe debatir la posibilidad de construir un Cuarto Juego de Esclusas para barcos de 14.000 TEUs a 19.000 TEUs, garantizando la competitividad del Canal a largo plazo. Aunque la provisión de esclusas más grandes para barcos que no han resultado tan populares con los puertos como lo son aquellos de 16.000 TEUs o más quizás no sea la principal motivación para afrontar una obra de esa magnitud, sino la propia demanda que podría saturar el tercer juego.

Por supuesto, antes de emprender una obra de esa magnitud el Canal de Panamá tiene que resolver uno de sus principales problemas, el acceso al recurso hídrico suficiente para garantizar no sólo la operación de los juegos de esclusas de que dispone en la actualidad y de un posible Cuarto Juego de Esclusas, sino también para el abastecimiento de agua potable para los más de 1,5 millones de personas que residen en las riberas de la vía acuática. Lo que podría implicar la construcción una o varias represas en la llamada Cuenca Alta del Canal, ubicada en la vertiente del Atlántico.

Aunque no hay que olvidar que China Harbour Engineering (CHEC), subsidiaria de la estatal China Communications Construction Co, ha expresado su interés en la construcción y financiamiento de un Cuarto Juego de esclusas en el Canal de Panamá, el cual debería entrar en operaciones en el año 2050, aunque se estima que es probable que se requiera tan pronto como en el año 2025.

Cifras iniciales indican que el proyecto del Cuarto Juego de Esclusas podría costar $10.000 millones, lo que sin duda potenciaría significativamente no solo a la economía panameña, sino que generaría una nueva ola de inversiones portuarias tanto en la región del Caribe como en la costa Este de los EE.UU.

Los panameños estamos obligados a realizar los estudios de factibilidad y los diseños conceptuales de este proyecto porque no nos podemos correr el chance de que el Canal de Panamá se quede obsoleto. Esto es vital hacerlo de forma tal, que tan pronto la ACP cancele los compromisos financieros adquiridos para la construcción del Tercer Juego de Esclusas podamos presentarle a la población el proyecto del Cuarto Juego de Esclusas para que sea sometido a un referendo que seguramente recibirá el apoyo de la mayoría de los ciudadanos.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL