Zacapa sacude el mercado con una Reserva Limitada

Se trata de una producción limitada, elaborada con rones de diversos niveles y tipos de añejamiento

Rebeca Quiñones web

El mercado de ron ha cambiado significativamente en los últimos años, toda vez que a las empresas dedicadas a su producción ya no les basta con tener en el mercado productos añejos de calidad Premium, sino que ahora buscan emular a las casa productoras de vino, elaborando sus propias reservas especiales, una tendencia que llega al mercado de la mano de la premiada marca guatemalteca Zacapa Centenario.

Hace tan solo 20 años el ron era un licor de consumo masivo, dominado en cada país por uno o dos  marcas nacionales que competían entre sí por el control del mercado ofertando bajos precios, no obstante, el desarrollo de rones Premium en mercados como Cuba, Puerto Rico, Panamá, Venezuela, Nicaragua y República Dominicana trajo consigo una nueva era para la producción de los rones, en donde la utilización de diversas técnicas de añejamiento facilitó el desarrollo de productos capaces de competir fácilmente en sabor y complejidad con los más destacados Whisky escosés.

Esta nueva era atrajo  a competidores no tradicionales como la guatemalteca Zacapa Centenario, la marca de rones con más galardones obtenidos en certámenes internacionales y una de las más reconocidas de la industria, debido a su permanente apuesta a la calidad y la innovación, lo que le ha permitido desarrollar un amplio portafolio de productos al que ahora suma su Reserva Limitada, un producto elaborado con rones de diversos niveles y tipos de añejamiento, con el que nuevamente esperan marcar la tendencia del mercado.

De acuerdo con Rebecca Quiñónez, embajadora internacional de la casa Zacapa Centenario, lo que hace singular a estos rones respecto sus competidores es, en primer lugar, la materia prima, ya que la mayoría de los rones (el 95%) se elaboran con melaza, mientras que Zacapa utiliza la miel virgen evaporada, lo que eleva su concentración de azúcar de 15% a 70%. El segundo elemento es la altura, ya que la mayoría de los rones se elaboran en bodegas a nivel del mar, mientras que las de Zacapa están ubicadas en la ciudad de Quetzaltenango a 2.300 metros de altura.

En la producción de los rones Zacapa, Quiñónez explicó que esa casa produce 10 millones de litros al año, una producción bastante baja debido al carácter artesanal del ron, el cual se añeja en  cuatro tipos de barricas que contenían previamente otros licores, la primera es de Bourbone, la segunda de Bourbone quemada, la tercera de Jerez y la cuarta de vino de Pedro Jiménez.

Agregó que en el caso del Zacapa Centenario XO, que es el producto más selecto de la marca, se produce mediante la mezcla de las reservas de todas esas barricas, mezcla que luego se añeja en barricas de coñac por espacio de dos años.

Sin embargo, la Reserva Limitada 2014, que es el nuevo producto que Zacapa Centenario ha lanzado al mercado, es de una mezcla desarrollada por la  ronera, Lorena Vázquez, además de atravesar todo el proceso de añejamiento, las barricas se ubicaron en medio de un jardín de hiervas como albaca, romero, cilantro, hierva buena, laurel, menta y otras, lo que le aportan  sus aromas al ron.

Quiñónez destacó que Zacapa Centenario no es la primera fabricante de rones que elabora una reserva especial  limitada, ya que casi todas las casas tienen este tipo de productos, pero la mayoría de ellas no lo comercializan, sino  que las guardan para distribuirlas entre sus accionistas o para degustar en ocasiones especiales.

Por su parte, Farid Gozaine, gerente general de Central Industrial Chiricana, S.A., admite que la producción local se ha centrado en la producción de rones añejos, situación que está vinculada estrechamente a la fuerte competencia que se registra en el mercado de bebidas espirituosas,  ya que la creciente presencia de residentes procedentes del extranjero con alto poder adquisitivo y el incremento del poder de compra del panameño ha favorecido el consumo de productos Premium y de bebidas importadas como el vino.

Destacó que para enfrentar esta realidad, la Central Industrial Chiricana, S.A., que produce la marca Carta Vieja, ha desarrollado la infraestructura necesaria para el añejamiento de sus rones mediante el sistema solera, lo que le ha permitido ofrecer a los consumidores local rones añejados de primera calidad, así como  abrir un nicho en mercado en  Guatemala, Bolivia, Costa Rica, Estados Unidos (EE.UU.) y El Salvador hacia donde la empresa  exporta parte de su producción.

Por su parte, Luis Varela, vicepresidente ejecutivo de Varela Hermanos, S.A., dijo a Capital Financiero que el desarrollo de rones de mayor edad de añejamiento busca ampliar y completar el portafolio de productos de la empresa, que incluye el Ron Abuelo Añejo, Ron Abuelo 7 años, Ron Abuelo 12 años y Ron Abuelo Centuria, lo que facilita la entrada a mercados altamente sofisticados como Europa y Asia, donde existen consumidores más exigentes.

Varela Hermanos, quien recibió recientemente un reconocimiento por parte de Pro Chile, debido a sus esfuerzos para exportar su producto Ron Abuelo al mercado chileno, uno de los 39 mercados a los que se exporta este producto.

Para el economista Víctor Cruz, es lógico que las empresas licoreras hayan centrado sus esfuerzos en la elaboración de productos de alta calidad o Premium, ya que este tipo de licores tiene un alto valor en los mercados internacionales.

Hitler Cigarruista
hcigarruuista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL