Zonas hospitalarias afectadas por el ruido

El punto más alto en el mapa es el Hospital Punta Pacífica

Informe de Contaminación Ambiental

Esta semana continuamos con la secuencia de mapas que describen la contaminación en la ciudad de Panamá en cuanto al ruido se refiere, y en esta ocasión le corresponde el turno a los centros hospitalarios.

El estudio realizado por profesores y estudiantes de  la Universidad Latina de Panamá está basado en la medición de los niveles de ruido en diferentes puntos de la ciudad capital.

Para el caso de las zonas hospitalarias se tomaron en cuenta seis de los principales hospitales de la ciudad, a diferencia de los mapas anteriores en los que se tomaron  en cuenta zonas específicas y centros comerciales.

Uno de los centros médicos  más afectado es el hospital Punta Pacífica con 75 decibeles (dB) durante el día, 25 dB por encima de lo permitido,  según el Decreto Ejecutivo No. 306 del 2002, que establece que para zonas hospitalarias el estándar máximo permitido   es  50dB durante el día y 45 dB durante la noche.

La doctora Myriam Chaves, decana de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Latina de Panamá,  afirmó que este exceso de ruido se debe a que el hospital se encuentra no solo frente a una zona comercial, en el caso del Mall Multiplaza Pacific, sino que, además está ubicado en el centro de un área de negocios que conlleva un movimiento diario de personas y autos.

El ruido de  los vehículos es bastante grande y  las calles son angostas  lo que  producen una mayor reflexión del sonido,   comentó la doctora.

El Hospital San Miguel Arcángel, ubicado en San Miguelito, si bien se encuentra cinco puntos por debajo del Hospital Punta Pacífica, aún se ubica 20 puntos por encima de lo permitido por la ley.

Con 70 dB la diferencia de este hospital es su ubicación: No se encuentra exactamente en un  punto crítico de la estación del Metro y las calles son más amplias,  por lo que el sonido puede fluir libremente y el centro no está ubicado al nivel de la vía.

Todas estas mediciones se realizan en la puerta principal de los establecimientos hospitalarios.

Escogimos esos seis porque son las principales zonas hospitalarias de la ciudad, pero, además son hospitales donde los pacientes se pueden quedar a dormir y necesitábamos medir de día y de noche agregó  Chaves.

El punto más bajo en el mapa le corresponde al Instituto Nacional de Salud Mental, ubicado en Juan Díaz, con 55 dB durante el día, solo cinco puntos por encima de los permitido  y 45 dB durante la noche. Cabe destacar que en el periodo nocturno de las pruebas, este centro fue el único que registró decibeles dentro del rango permitido.

Este centro se encuentra ubicado entre áreas verdes, por eso se tiene mucho menor registro, además en esa zona no hay mucho movimiento  de personas ni  de trafico, agregó.

Quizás esos cinco  puntos por encima  de lo permitido durante el día se debe a que las personas se quedan conversando en la entrada del hospital, pero durante la noche no hay personas entrando y saliendo, explicó.

Algo curioso para tomar en consideración son las sirenas de las ambulancias, pero la doctora comentó que por lo general las  apagan al menos una cuadra antes de llegar al recinto hospitalario, por lo que el sonómetro (herramienta utilizada para la medición) casi no las registra.

La  Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el promedio permitido en estas zonas debería ser  de 45dB.

Después de los 45 dB empieza a crearse un daño y un obstáculo en la recuperación de los pacientes agregó Chaves.

Los efectos nocivos del ruido sobre la salud están demostrados científicamente y publicados en informes de organismos con la OMS. Algunos de estos   problemas son:

Problemas auditivos: Los ruidos (entre 90 dB o más) pueden causar  pérdida de audición o pitidos en los oídos. 

Problemas sicológicos: Irritabilidad, estrés, problemas de comunicación, ansiedad e incluso agresividad. 

Problemas fisiológicos: Aumento de la frecuencia cardiaca,  respiratoria y de  presión arterial. 

Alteraciones del sueño y del descanso: Falta de atención y aprendizaje, somnolencia diurna, cansancio y bajo rendimiento. 

Las recomendaciones de la doctora Myriam Chaves son muy directas: Implementar  medidas de aislamiento, como  el caso del hospital Punta Pacífica que cuenta con doble ventanas, paredes aislantes y los cuartos  de  hospitalización fueron ubicados en áreas distantes del ruido.

Este es el tercer  mapa de una serie de 12 que se estarán publicando en Capital Financiero cada semana sobre la contaminación en la ciudad de Panamá. 

Sassha Fuenmayor Yépez
sassha.fuenmayor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL