Zumba también fabrica éxitos musicales

Zumba también fabrica éxitos musicales

Cada semana, 15 millones de personas toman una clase de zumba en todo el mundo

Group Of People Exercising In Dance Studio

La bailarina profesional  Francesca María Gambelli dice que estaba enseñando Zumba para pagar sus cuentas cuando se dio cuenta de la pasión con la que sus estudiantes se movían como Beyoncé durante sus clases.

Eso fue lo que la motivó a componer su propia canción especial para zumba llamada Dale Dale. Zumba Fitness LLC la incluyó en una de las compilaciones de temas que la empresa envía a sus instructores en todo el mundo.

En cuestión de días, gente en 185 países estaba cantando la letra de mi canción, bailando mis pasos y subiendo sus propios videos, dijo Gambelli, quien enseña zumba en gimnasios de Nueva York. ¿Cuantos artistas nuevos pueden hacer eso sin el apoyo masivo de un gran sello discográfico?

Las clases de zumba atraen a 15 millones de personas cada semana, según la empresa, y todos esos cuerpos sudorosos están convirtiendo a zumba en un gigante del marketing de canciones al margen del sistema tradicional.

Algunos instructores han acumulado una influencia similar a la que tienen los DJ de los clubes de moda, eligiendo canciones para cada clase de una colección licenciada por Zumba o producida por el equipo interno de la empresa. Los asistentes a las clases escuchan una y otra vez estas canciones y se quedan en su memoria a medida que aprenden la coreografía de cada canción.

El rapero de Miami Pitbull está tratando de generar interés en su nuevo single, un cover al estilo urban pop de una canción de Gipsy Kings a la que llama bandoleros, al permitir que los instructores de zumba la pongan en sus clases de manera exclusiva por ocho semanas antes que sea lanzada en la radio y en línea.

La empresa, con sede en Hallandale, Florida, también ayudó a impulsar la canción de pop tropical zumba de  Don Omar y Limbo de Daddy Yankee a la cima de la los listados latinos de Billboard, los de ventas y de streaming en línea. Daddy Yankee pronuncia la palabra zumba nueve veces en Limbo.

Recientemente, la banda de pop-rock Walk the Moon lanzó un video para su sencillo Work This Body, que muestra a dos bailarines en una pista de patinaje vistiendo ropa de ejercicio de zumba al estilo de los años 80.

Los cuatro miembros de Walk the Moon nunca han tomado una clase de zumba y no consideraron aparecer en el video, dice el representante de la banda  Michael McDonald. Simplemente querían llegar a los devotos seguidores de Zumba.

Scooter Braun, mejor conocido como el representante de  Justin Bieber, llegó a un acuerdo con la estrella del pop coreano CL para crear una canción o modificar una existente para las clases de zumba. CL usará las redes sociales para promocionar zumba y, con suerte, expandir su base de fans fuera de Corea del Sur.

Para nosotros es una forma de bajo costo para llegar a un número potencialmente enorme de nuevos fans, dice  Scott Manson, director operativo de SB Projects, con sede en Los Ángeles.

Zumba ha licenciado cerca de 300 canciones, de las cuales cerca del 60% son de raíz latina. La compañía generalmente no paga los cargos estándar de licenciamiento cuando lleva a cabo grandes promociones.

Sergio Minski, director de música de Zumba, ha trabajado con grandes estrellas y artistas en alza para crear cerca de 700 canciones ajustadas a las clases de zumba.

Cerca de 10% de esos temas creados por la empresa están a la venta y han sido descargados 1,7 millones de veces de la tienda de música de Apple iTunes y reproducidos en Internet más de 30 millones de veces sin otra promoción más allá de su uso en las clases, según Minski.

Uno de los trucos para componer un éxito de zumba es asegurarse que la canción tenga varias secciones diferentes que se repitan (para que mi mamá pueda bailar al ritmo de ella, dice Minski).

El artista de hip-hop Lil Jon alterna en la canción de Zumba Work entre gritar Work that body, move those hips! (¡Trabaja ese cuerpo, mueve esas caderas!) y Lets go, lets work! (!Vamos, trabaja!)

Las canciones demasiado complicadas o con muchas palabras no funcionan. La letras más complicada en Tippy Toe de DJ Francis, quien escribió la canción para Zumba, es Tippy tippy tippy tippy tippy tippy tippy toe.

Pese a que los movimientos de zumba pueden ser sugestivos, las letras de las canciones no lo pueden ser. Tratamos de ser tan sexy como podemos, pero hasta cierto límite, dice Minski. Estamos tratando de ajustarnos a 180 países diferentes. En ese sentido, necesitamos ser Suiza.

Hannah Karp 
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL